Walter Torres se retira «en su mejor momento»

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Me reinventaré y seguiré trabajando”.

El saliente alcalde de Peñuelas, Walter Torres, lleva literalmente media vida a la cabeza del Valle de los Flamboyanes: comenzó a los 26 años y ahora, a los 52, entiende que es momento de pasar la batuta y se siente satisfecho con la decisión de no lanzarse a la reelección, tal y como anunció en el mes de agosto pasado.

Rompí con unos estereotipos, no sabían si iba a poder dar el grado y cuando me tocó, ya tenía la experiencia del huracán Georges (1998) y lo logré… empecé con Georges y terminé con (el huracán) María”, dice, riéndose. “Fueron 22 años, seis reelecciones… hay gente que piensa que uno está joven, pero tampoco lo miren así; es mejor hacer ese pase de batón a tiempo, no cuando te caíste. Es mejor hacerlo en tu mejor momento”, afirmó.

En entrevista con Es Noticia, Torres se mostró confiado en las capacidades de su sucesor, Gregory Gonsález Souchet, de 25 años. “Él lleva seis años en el municipio y tiene una maestría en Administración de Empresas, tiene unas capacidades que son las necesarias para adaptarse cuando administras un pueblo”, indicó.

Gonsález Souchet “trabajó primero en el área de propiedad del Municipio y ahora está en Finanzas, y es quien se encarga del presupuesto general. Ganó las primarias de manera clara y contundente… yo puse la renuncia hoy (miércoles); mañana (jueves) la Legislatura Municipal la acoge, tiene que informarlo al partido y luego pasa a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) para formalizar la vacante. Entonces, él (Gonsález Souchet) hará su radicación. Vamos a ver… imagino que a finales de enero estará trabajando. Hasta ahora, quien está tomando las riendas es el secretario municipal”, explicó Torres.

Sobre la renuncia, el alcalde saliente indicó que quiere pasar más tiempo con su esposa y sus hijos, unos trillizos de 16 años de edad. “Le dediqué mucho tiempo al municipio, empecé a los 28 años y ellos son ahora los que están más contentos con esta decisión. Pensé que se lo iban a tomar de otra forma… me tocó mucho, especialmente José Ángel, que me dijo que esta es la mejor noticia que ha escuchado”, comentó, conmovido. “Ellos sienten, a veces, que les falta algo, y espero que el tiempo que comparta con ellos se pueda aprovechar”.

Precisamente, por la edad de sus vástagos, Torres no piensa en un retiro, pero sí en un descanso temporero. “Voy a cogerme unos meses de más o menos descanso, porque los trillizos tienen una exigencia sobre mí. Voy a atender unos aspectos personales y luego de unos meses, me reinventaré y seguiré trabajando, porque yo todavía no cualifico para el Seguro Social, me falta mucho para eso”, afirmó.

¿Cuáles son sus planes?, le preguntamos.

Quisiera ir a la universidad a dar clases, tal vez de administración, de ética, de manejo de fondos públicos, de contabilidad pública… es cuestión de prepararme para dar esos cursos y tutorías a diferentes municipios. Son cosas que puedo hacer y vamos a prepararnos. Pero al final quizás no haga nada de eso, quizás monto un negocio o compro una franquicia”, dice, riendo. “Son planes que estoy trabajando según la experiencia que he tenido”.

¿Cuál considera su mayor logro al frente de Peñuelas?

En 22 años se hacen muchas obras y cada una tiene su importancia”, destacó Torres, “pero creo que la imagen que tiene el Municipio ante las redes sociales, una buena imagen, una administración pulcra, el podernos retirar sin haber perdido ninguna elección, son para mí el mejor logro. La imagen es lo más difícil de mantener y, como les dije a mis hijos, sus propios hijos estarán satisfechos de mi obra, cuando ya yo no esté aquí”, afirmó.

¿Qué puede mejorarse en el municipio?

Todo se puede mejorar. Un parque de pelota se puede extender, hay que arreglar las carreteras y tapar los hoyos… según los tiempos van cambiando, las necesidades cambian y te tienes que adaptar”, afirmó. “Lo hice durante dos décadas y el que venga lo mantendrá y luego, tendrá que reconsiderar lo que está haciendo. No tengo problema con que las cosas sigan cambiando… eso le tocará a Gregory, a su equipo de trabajo y a la Legislatura Municipal”.