A oscuras más del 14% de los residentes en el sur

Por Jackeline Del Toro Cordero

jackelinedeltoro@esnoticiapr.com

 

Los estragos del huracán María, fenómeno que devastó Puerto Rico hace cinco meses, están como el primer día para miles de residentes en la zona sur del país que no han vuelto a ver la luz en sus hogares.

De los 216,094 abonados que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) tiene en la región sur, cerca del 14.3% continúa sin servicio y no será hasta mayo o junio cuando volverán a tener ese esencial servicio.

“Tenemos 15,569 abonados fuera de servicio. La mayor cantidad reside en los municipios de Patillas y Maunabo. Nuestra meta es que el 100% tenga servicio para mayo o junio. La generación está en 84.6%, con un 85.7% de clientes con servicio”, explicó el director regional de la agencia, Rafael Rodríguez.

El ingeniero Rodríguez dijo, además, que la colaboración de las comunidades ha sido importante en el proceso de recuperación del servicio. “Nos han ayudado mucho, tanto en Yauco como en los demás municipios”, aseguró.

Residentes de la comunidad El Hoyo, del barrio Caimito, en Yauco, colaboran en la limpieza de un camino para lograr que la brigada de la AEE tenga acceso más fácil y rápido al lugar.

El funcionario explicó que además de las brigadas de la AEE, personal del Cuerpo de Ingenieros y del Incident Management Team han trabajado en la recuperación de la electricidad en la zona, que juntos suman 5,042 funcionarios. De estos, 4,305 extranjeros han colaborado en la fase de distribución, mientras que los 737 puertorriqueños se encargan de las líneas de transmisión, detalló.

Los municipios de Guánica y Santa Isabel ya cuentan con el 100% del servicio, esto luego de que, en enero pasado, realizaran un reclamo junto a una docena de comerciantes. El alcalde de Guánica, Santos Seda, se expresó “agradecido de la brigada que logró que el pasado 8 de febrero se energizara todo el sector residencial y comercial”.  Mientras, en Santa Isabel, el servicio fue restablecido en enero.

La población de Salinas alcanzó el 99.5% de energización. La alcaldesa, Karilyn Bonilla Negrón, dijo que faltan cerca de 100 clientes en los llamados bolsillos, ubicados en las comunidades Arenal, Poleos, y en la zona montañosa.

“Nuestro pedido a la AEE es que continúen las brigadas de trabajo asignadas a Salinas hasta completar el 100% de los clientes. No descansaremos en el seguimiento a la AEE hasta que la última casa tenga luz” expresó Bonilla Colón.

 

Ponce tiene 3,144 abonados sin servicio

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri se reunió nuevamente con el ingeniero Rodríguez para indagar sobre el estatus del restablecimiento del servicio en la Ciudad Señorial.

“La situación es crítica para muchos y es un asunto de vida o muerte que vuelvan a tener el servicio”, expresó la Alcaldesa. Ponce tiene 68,545 abonados, de los cuales 3,144 se encuentran sin electricidad.

Ante el anuncio de que las brigadas estadounidenses cesarán labores próximamente debido a que el plan establecido por FEMA concluye el 19 de marzo, Meléndez Altieri dijo que solicitará una extensión del periodo hasta que los campos puedan ser energizados.

Entre las comunidades de Ponce que permanecen o tiene bolsillos sin servicio, se encuentran: Magueyes,  Clausells, calle y extensión San Rafael, Corral Viejo, Rafael Arias, La Joya, La Tuna, El Hoyo, Calle D y 3 de Jaime L. Drew, Burene, Sabanetas, Calle Úcar,  Parcelas Mandry, Santo Domingo, Jurutungo, Villa Paraiso y El Tuque.

 

Villalba vive una pesadilla

Otro de los municipios con mayor cantidad de residentes sin electricidad es Villalba, donde los abonados sin servicio suman el 60%, mayormente en la montaña. Allí trabajan brigadas locales y estadounidenses.

“Hay limitación de materiales y las brigadas externas necesitan certificaciones para autorizarlas a hacer cambios en las líneas de transmisión. La AEE es la que autoriza que se pueda utilizar otra línea. Además, el director interino, Justo González, ordenó a que los trabajadores no hagan ‘over time’ en la semana, ni fines de semana”, denunció el alcalde Luis Javier Hernández Ortiz, quien hizo un llamado a que se deje sin efecto la directriz.

En Yauco, el 4% de las residencias están sin servicio, algunas de ellas se encuentran en: Izales, Los Miranda, Santa Teresa, La Torre, Algarrobo; los sectores Cerro Gordo y El Hoyo, del barrio Caimito; el barrio Duey y el barrio Río Prieto.

 

Preocupa brigadas que se marchan

El alcalde de Yauco, Ángel L. Torres, dijo que le “preocupa que Duke Energy retira sus brigadas porque terminan sus trabajos. La AEE no tiene el personal necesario para culminar esos trabajos en el menor tiempo posible”.

Al establecer que cerca del 20% de la población que quedó en los llamados ‘bolsillos’, no tienen servicio, el alcalde de Peñuelas, Walter Torres, espera que “en cada una de las mejoras que se realicen tomen en cuenta la experiencia vivida y se determine, no sólo activar el sistema, sino ampliar su resistencia”.

Sobre los señalamientos de varios de los alcaldes, el director regional de la AEE respondió que “no es secreto que hubo problemas con la llegada y el suministro de materiales, que está controlado por el Cuerpo de Ingenieros. Ya se está viendo un flujo casi normal para que las brigadas externas puedan trabajar”.

 

“El personal ya siente el cansancio”

En cuanto a las horas extra, el ingeniero Rodríguez confirmó que limitaron a 12 horas de trabajo, de lunes a viernes, y en caso de ser necesario un sexto día, debe ser de ocho horas.

“Esto se hace por seguridad. La verdad es que el personal ya siente el cansancio y estamos velando por la seguridad primero. Esto también se hace en cumplimiento con las regulaciones de OSHA”, sostuvo.

Acerca de la limitación impuesta, supuestamente, a las brigadas externas para que puedan hacer cambios en las líneas de transmisión con el fin de lograr agilizar la conexión en lugares con menos problemas, el funcionario dijo que no es correcto.

Rodríguez sostuvo que puede haber un malentendido, ya que las brigadas de la AEE desconectan y llevan a ‘ground’ las líneas en las que van a trabajar, lo que en inglés se conoce como ‘switching’. “El uso del término ‘switching’ es lo que pudo causar confusión entre los ‘cambios’ en las líneas, que se están autorizando, y apagar por completo la línea, que es por seguridad”, indicó.

 

Tragedia por falta de electricidad

En un suceso lamentable, presuntamente relacionado a la falta de electricidad, un incendio cobró la vida de Monserrate Sojo, residente de Yauco, quien se encontraba encamada.

La Policía informó que supuestamente la mujer dormía con una vela encendida. Tanto su residencia como la de uno de sus hijos fueron consumidas por las llamas.