A punto de veto proyecto para crear cooperativas de energía

Por Redaccion Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El proyecto que crearía la Ley de las Cooperativas de Energía de Puerto Rico se encuentra en cuenta regresiva en la Fortaleza, a donde fue enviado el pasado 15 de noviembre con la aprobación de la Cámara de Representantes y el Senado.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares tiene 30 días, desde la aprobación, para convertirlo en ley o de lo contrario implica que vetó el proyecto.  

El Proyecto del Senado 984, de la autoría de los senadores Larry Seilhamer y Eduardo Bhatia, establece la política pública relacionada a las cooperativas de energía en el modelo energético de Puerto Rico. 

Las cooperativas eléctricas o cooperativas de energía estarían organizadas bajo la Ley General de Sociedades Cooperativa, identificada como Ley 239-2004, con el propósito de satisfacer las necesidades individuales y comunes de servicios de energía eléctrica de sus socios y sus comunidades, mediante sistemas de generación, transmisión y distribución eléctrica, conforme los reglamentos del Negociado de Energía.

El proyecto establece que las cooperativas pueden ser de trabajadores, consumidores, vivienda, eléctricas o de energía, usuarios y mixtas, dedicarse a servicios o producción, o a ambas actividades.

Según el estatuto, las cooperativas eléctricas o cooperativas de energía estarán facultadas para generar, transmitir, distribuir y vender energía eléctrica, sujeto a los siguientes requisitos:

– satisfacer las necesidades de servicios de electricidad de sus socios y sus comunidades.

No obstante, también podrán suscribir contratos de venta de energía con otros consumidores afiliados, así como vender el exceso de su producción a otros servicios de la red eléctrica o a la Autoridad de Energía Eléctrica.

La medida establece que podrán ser socios de estas cooperativas todo tipo de usuarios consumidores de servicios y/o trabajadores y productores de energía eléctrica.

– La cantidad de socios estará determinada por los recursos productivos de la cooperativa y su capacidad de generación, transmisión y distribución.   

– Las cooperativas de energía operarán sin ánimo de lucro, siendo su propósito fundamental el de brindar servicios de energía de forma continua, estable, eficiente y confiable para sus miembros y otros consumidores, a los menores costos posibles.

– Las tarifas y otros cargos cobrados por la cooperativa eléctrica o de energía deben ser suficientes para pagar los gastos operacionales y de mantenimiento requeridos por el sistema eléctrico, así como sus obligaciones financieras, de forma tal que se garantice la continuidad, estabilidad, eficiencia y confiabilidad de los servicios, atendiendo las necesidades de desarrollos futuros.

El PS 984 establece que las cooperativas eléctricas o de energía no estarán bajo la jurisdicción de la Corporación para la Supervisión y Seguro de las Cooperativas (COSSEC).

No obstante, la Comisión de Desarrollo Cooperativo las asistirá y apoyará en cuanto a aspectos relacionados a su cumplimiento con dicha Ley.