AEE sigue plan de energización con cambios de personal de confianza

Por CyberNews

 

El director de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Ricardo Ramos, aseguró hoy -viernes- que se está cumpliendo con el plan establecido para energizar el país luego del azote del huracán María a pesar que ha tenido que remover de sus puestos a algunos empleados de confianza que en cierto modo han entorpecido la ejecución de ese plan.

“Entiendo que vamos a estar llegando al 40 por ciento próximamente de restauración de la demanda. Cuando lleguemos al 60 por ciento es que podremos hablar con cierta certeza de la cantidad de clientes”, expresó en entrevista radial.

Explicó que el sistema no lo están restaurando de la misma manera que estaba antes porque un alimentador que antes servía 1,000 clientes, en el afán de tratar de darle luz a más personas, puede que se amarre con otro alimentador y en vez de esa cantidad ahora tiene 1,800 clientes. Igualmente puede ocurrir que uno que tenía mil clientes, ahora tenga 600.

Detalló que un grupo de empleados comenzarán a visitar las residencias para tomar lectura y verificar qué cantidad de clientes está conectada en cada alimentador. “Entonces podremos arreglar el banco de datos para tener exactamente cuántas personas tienen luz”, indicó.

Según el portal estatus.pr, la generación de energía se encuentra en 36.90 por ciento. La noche del jueves se reportaron diversos sectores de varios pueblos que cuentan con servicio. Ramos espera que al lunes la generación alcance el 40 por ciento a nivel isla y que en el área metropolitana ronde el 50 y pico por ciento.

“El área metropolitana está prácticamente toda energizada. Falta el área más rural de San Juan. Yendo hacia Trujillo Alto todavía nos falta mucho trabajo. Estamos ejecutando el plan que habíamos trazado… Realmente el plan está fluyendo. Lo que pasa es que a veces ocurren situaciones. La línea 230 mil voltios que nos tiene interconectados con el sur la madrugada del miércoles tuvo una falla. Fue una falla de transmisión grande y tuvimos que hacer relevo de carga… Ya la noche del jueves reparamos la línea 230, comenzamos a restablecer lo que se había conectado y a conectar cargas que ya estaban lista para entrar”, explicó.

“A la gente que lo cojan con calma que por ahí vamos”, respondió cuando se le preguntó por el estatus de las labores en Trujillo Alto.

Sobre las labores en pueblos como Juncos, Las Piedras y Humacao, detalló que trabajan en una línea de 115 mil voltios que va desde Monacillos hasta Juncos y que debería estar lista para la semana del 15 de noviembre. Aseguró que las labores de distribución en esas áreas está adelantada.

Mientras tanto, el director de la AEE explicó que se han producido algunos cambios de personal de confianza en la corporación pública, como la remoción de su cargo del director de transmisión y distribución, Edgardo Rivera Alvarado.

“Botar es una palabra muy fuerte. Fue removido de la plaza de confianza de director de transmisión y distribución. Es un excelente ingeniero. Lo que pasa es que en la parte de ejecución estábamos teniendo algunas diferencias que estaban afectando el plan de energización de Puerto Rico y lo saqué de la posición de confianza”, expresó.

Ramos dijo que también removió de su plaza de confianza al director del Directorado Jurídico Legal y adelantó que otro personal también cambiará a la vez que los funcionarios desplazados sean sustituidos.

“Es cuestión de la implementación del plan”, aseguró.

Explicó que ante la cantidad de brigadas que han llegado a la isla para colaborar, han tenido que establecer un plan paralelo para asegurar una ejecución rápida.

“Hemos tenido que buscar jubilados por región… para ser coordinadores de los trabajadores del Cuerpo de Ingenieros, de Power Secure, de Fluor, de Cobra… Hemos tenido que crear esa organización y ahí surgieron las situaciones donde no hay suficientes jubilados y los hemos tenido que contratar de todo tipo de partido político”, indicó.

“Estamos concentrados en devolverle la luz al país. No es tiempo de que la política entre en estas situaciones. Las elecciones son en tres años y nosotros tenemos que terminar esto para diciembre o tener sustancialmente completado los trabajos. Cualquiera que me traiga esos argumentos y me esté atrasando el proceso, entonces lo saco”, afirmó.