AES: cumplir con JCA afectaría producción de energía

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La empresa AES informó que para poder cumplir con la exigencia de la Junta de Calidad de Ambiental en torno a proteger de un evento atmosférico la montaña de ‘agremax’ que tiene a la intemperie en la planta ubicada en Guayama tendría que afectar la producción de energía eléctrica.

“AES entiende respetuosamente que este no es el momento más propicio para considerar una construcción de esa magnitud que no ha sido necesaria por los pasados 15 años a pesar de los fenómenos atmosféricos habidos y que es humanamente imposible de cumplir en 24 horas”, informó en un comunicado de prensa.

La reacción de AES surge horas después de que la JCA multó con $25,000 a la empresa por el manejo de los residuos de la quema de carbón en las facilidades de Guayama. Además, la amenazó con seguir multándola si en seis horas no tomaba acción al respecto.

“Para cumplir con lo que está exigiendo la Junta esto obligaría a rediseñar la planta y construir los nuevos requerimientos operacionales, lo que afectaría la producción diaria de energía eléctrica”, informó AES.

“Estas plantas están diseñadas para almacenar la ceniza ligera y la ceniza pesada en silos cerrados, aspecto que está en cumplimiento, y para apilar el agregado manufacturado a la intemperie por su carácter de solidez, como ocurre en todas las circunscripciones de los Estados Unidos. Igualmente queremos recordar que esos diseños fueron aprobados en su momento por las agencias concernidas”, explicaron.

AES informó a las comunidades aledañas a la planta “que no tienen nada que temer con el paso de (huracán) Irma, como ha sido así en pasados años”.

Los inspectores de la JCA, señaló la empresa, visitaron la planta y “determinaron que estábamos cumpliendo con todos los requerimientos, y comprobaron la solidez de la pila de agregado y su consistencia de roca e informaron de que no existía riesgo inminente de polvo fugitivo durante un evento atmosférico”.

“Todos estos cumplimientos se informaron por escrito a la Junta de Calidad Ambiental y estamos en la mejor disposición de defenderlos ante este mismo organismo”, señalan en el comunicado donde insisten en que su operación está cumpliendo con “todos los permisos y requerimientos que le son exigidos por ley y no entiende la necesidad de tener que cubrir la roca de Agremax con una cobertura”.