Alcalde de Lares no siguió recomendaciones para reabrir el cementerio

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La secretaria auxiliar de Salud Ambiental del Departamento de Salud (DS), Mayra Toro, denunció -hoy lunes- que la administración municipal de Lares no cumplió con las recomendaciones para levantar la orden de cierre del cementerio municipal.

La funcionaria explicó que, luego del paso del huracán María, ordenaron cerrar el cementerio y no permitir enterramientos o la visita del público debido a que representaba un peligro de salubridad y seguridad.

Eso porque el 70% de las fosas habían sufrido daños permanentes y los ataúdes, así como las osamentas de exhumaciones previas, habían quedado expuestas, además de que parte del terreno sufrió un deslizamiento hacia la quebrada Los Muertos.

El alcalde Roberto Pagán Centeno debió haber seguido las siguientes recomendaciones:

  • identificar las fosas y los restos que cedieron ante el deslizamiento de terreno
  • avisar a los familiares
  • buscar terrenos alternos para la reubicación del cementerio

“En el expediente no hay evidencia de que el municipio haya hecho gestiones o trámites con relación a las observaciones y recomendaciones que se le hicieron en el 2017”, señaló Toro durante una vista pública de la Comisión de Desarrollo Integrado de la Región Norte Central.

La deponente relató que para el 11 de septiembre del 2018, el Departamento de Salud emitió una nueva comunicación, en contestación a la petición del alcalde de autorizar trabajos de reacondicionamiento en el cementerio municipal, siempre y cuando obtuvieran la autorización de la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe). Hasta el presente no ha entregado los documentos solicitados ni han cumplido con las recomendaciones del DS, indicó.

El encargado del cementerio, Melvin Robles, aceptó a preguntas de los legisladores, que se han hecho enterramientos en los nichos sin haber tomado las medidas para evitar que el público entre al camposanto.

El acceso es a los funcionarios que iban a llevar a cabo el proceso de mitigación del terreno y la exhumación de los cadáveres para ser trasladados a otra parte, pero no al público en general. No se puede permitir porque hay un riesgo real, no solo de salud pública sino de seguridad”, señaló Toro, quien indicó que el documento del 11 de septiembre le advertía al municipio que la violación de la orden podía conllevar sanciones administrativas por parte del DS.

El director de programas federales del municipio, Mark Cruz, declaró que están a la espera de que OGPe, autorice la propuesta de reacondicionamiento para entregar al DS todos los documentos que alegadamente tienen en su poder.

El Alcalde dijo al finalizar la vista se proponía construir una barrera provisional de madera, de 10 pies de alto, para evitar el paso a los terrenos que aún no se han mitigado.

Por su parte, el presidente de la Comisión,  el representante Michael Abid Quiñones Irizarry, indicó que se encuentra en disposición de ayudar, junto al senador de la zona, Nelson Cruz Santiago, de modo que “nuestros ciudadanos puedan ir en estas fechas que son sumamente significativas como lo son el Día de las Madres y Padres. Pero, el municipio tiene que tener una comunicación directa con el DS, porque si hubieran seguido las recomendaciones ya los familiares podrían ir a visitar a sus seres queridos”.

Quiñones Irizarry negó las declaraciones de Pagán Centeno de que la investigación se trataba de “una encerrona”, al señalar que le dio al alcalde y sus funcionarios amplio espacio para contestar preguntas y le ofreció ayuda de modo que los ciudadanos puedan presentar sus respetos a los seres queridos.