Alcaldes rojos y azules anhelan más poderes

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

La mayoría de los alcaldes del país volvieron aplaudir ayer la anhelada promesa de que se eleve a rango constitucional la autonomía municipal.

Nada se dijo del gasto que representa consultar al pueblo para crear otro poder gubernamental adicional al ejecutivo, legislativo y judicial; ni que se trata de una decisión que la Junta de Supervisión Fiscal, con el poder que le confiere la Ley PROMESA, podría echar por tierra.

La discusión se centró en que existe el ambiente, tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, para aprobar un proyecto de ley en vías de elevar a los municipios, la mayoría operando con un déficit millonario, a rango constitucional.

“En la Cámara de Representantes y el Senado hay el ánimo de aprobar (un proyecto) para elevar a rango constitucional la autonomía de los municipios”, expresó el presidente del Senado, Thomas Riveras Schatz durante una cumbre a la que asistieron 56 alcaldes y que realizó ayer en la Casa de las Leyes.

“Llegó el tiempo, donde después de un proceso de discusión a través de muchos años, se adquirió la madurez política para hacer este reclamo”, dijo el alcalde de Cayey, Rolando Ortiz, presidente de la Asociación de Alcaldes, organismo que agrupa los alcaldes del Partido Popular Democrático.

“Es bueno que se eleve a rango constitucional. Es hora ya de que Puerto Rico demuestre que tiene la madurez y demuestre que sus gobiernos locales (municipios) tienen unas garantías”, indicó el Alcalde cayeyano antes de señalar que la intención detrás es “que en la Constitución haya una protección contra el poder que el Estado tiene contra los municipios”.

Explicó que actualmente el estado le impone cargas contributivas a los municipios y no identifica la fuente que les permitirá disponer de ese dinero. Sin el rango constitucional, tal como es actualmente, los municipios tienen que acatar los proyectos que se aprueban en la Legislatura y que el Ejecutivo convierte en ley.

La alcaldesa penepé de Ponce, María Meléndez Altieri, se unió a las voces que solicitaron el que les permitan a los municipios independizarse del Gobierno, pero respetando la autonomía municipal. Mientras, el alcalde de Adjuntas, Jaime Barlucea Maldonado, también del Partido Nuevo Progresista (PNP), solicitó a la Legislatura elevar a rango constitucional la autonomía municipal.

El Alcalde de Cayey dijo que si los alcaldes, de todos los partidos, están de acuerdo en que se eleve a rango constitucional la autonomía municipal, eso sería lo que prevalecería en una consulta al pueblo, la cual podrían llevar a cabo en las próximas elecciones.

 

Una “fantasía”

“La gente tiene fantasía y quizás algunas se logren”, expresó sobre este tema, el catedrático en administración pública, Mario Negrón Portillo, quien insistió en que el momento que vive el País no es el más adecuado para consultar al pueblo y enmendar la Constitución.

“Asumiendo que podrán lograr la autonomía sin modificar la Constitución, en estos momentos, para qué sirve si los municipios están a punto de cerrar. Para qué, para tenerlo que cerrar de aquí a seis meses… Lo otro que no podemos olvidar es que por encima de la Constitución hay una Junta que puede eliminar municipios, cerrarlos y evitar que quiebren”, advirtió Negrón Portillo.

El Presidente del Senado indicó -en un comunicado de prensa- que “cuando hablamos de autonomía municipal a nivel de la Constitución nos referimos… a que cuando cambia el gobierno de un partido u otro se legisla en materia fiscal, presupuestaria o en asuntos que son deberes ministeriales del Estado, recayendo en los gobiernos municipales, por acción u omisión, facultades del Estado o el Estado les quita lo que le corresponde al municipio. Para evitar eso y que se siga trasteando o manoseando la autonomía municipal los municipios que lleguen al más alto nivel de autonomía que el Estado no pueda intervenir ni afectarlos…temporalmente o permanentemente”.

 

Antes de autonomía necesitan solvencia

“Mas que elevar a rango constitucional, los municipios necesitan una nueva estructura de solvencia, menos rígida, necesitan fuentes nuevas de recaudos”, planteó el alcalde de Coamo, Juan Carlos García, quien también participó en la Cumbre de Alcaldes.

García acogió el planteamiento de que se eleve a rango constitucional la autonomía de los municipios, pero insistió en que muchos proyectos que se pueden hacer para que los municipios logren la solvencia que necesitan y puedan seguir operando.

El Alcalde de Coamo levantó bandera en términos de que si bien muchos municipios no pudieran operar el próximo año porque falta de presupuesto, ese cierre pudiera adelantarse por no tener fondos para completar el presente año fiscal.

Negrón Portillo propuso “empezar a establecer -a nivel municipal-  proyecto de desarrollo económico, permitir que cinco o seis alcaldes se junten para trabajar proyecto para esa región. Buscar ayudas federales o cobrar por unos servicios, (los municipios) necesitan trabajar juntos”.