Alcaldesa de Ponce reacciona molesta a la ‘F’

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, reaccionó ayer -martes- a la nota deficiente que le otorgan a su administración señalando que no todos los municipios reúnen las mismas características por lo que es incorrecto evaluarlos con los mismos criterios.

“No podemos aplicar los mismos criterios de evaluación a todos los municipios. No hay plantilla de empleados igual a otra y mucho menos con las necesidades de servicios específicas de cada población, no hay forma de comparar las operaciones», indicó.

El Índice de Salud Fiscal de los municipios, que elabora la organización ABRE Puerto Rico, adjudicó nota de ‘F’ a la administración de Meléndez Altieri, cuyo municipio lidera la lista de déficit, adeuda una gran cantidad de dinero y ha mantenido, durante los pasados nueve años, sobre medio millar de empleados en reducción de jornada debido a la situación fiscal por la que atraviesa el ayuntamiento.

«Mis decisiones como Alcaldesa van mucho más allá de una opinión matemática simplista. Mis decisiones se basan en lo real, en lo tangible, en las necesidades de mi gente. A mí me rige mi visión de servir y hacer más con un presupuesto que le hemos reducido sobre $34 millones. Estamos operando un municipio con menos ingresos, pero seguimos ampliando servicios», indicó.

«Que vengan a hacer la matemática con las madres que puede echar hacia adelante teniendo a sus hijos en un lugar seguro como Head Start, con los ancianos que pueden tener un lugar donde alimentarse y recrearse como nuestros centros de cuido, con esos estudiantes que pueden llegar a la universidad sin pagar un centavo con nuestro programa SITRAS, como también la gente que llega de las zonas rurales a la urbana en un nuestro sistema de transporte colectivo gratuito”, expresó la alcaldesa en un comunicado de prensa.

Explicó que Maricao tiene alrededor de 200 empleados y Bayamón sobre 1,800 y que esos dos municipios no podrían ser evaluados bajo los mismos criterios. «Hay municipios donde proporcionalmente el cobro de patentes es más importante mientras en otros es la Contribución sobre la Propiedad Mueble. Igual sucede con el IVU, para los municipios pequeños eso no es funcional”, explicó.

Meléndez Altieri, quien se encuentra en su tercer cuatrienio, dijo que “las operaciones varían de municipio en municipio, ninguna es igual porque cada una cuenta con una situación socioeconómica diferente. Hubo cambios en la población, imposiciones del Gobierno Central y recortes presupuestarios dictados por la Junta de Supervisión Fiscal que crean escenarios particulares”.

La alcaldesa insistió en que el Índice de Salud Fiscal utiliza los números en abstracto y a los números hay que ponerle contexto. “La información sobre las finanzas municipales es pública. Sin embargo, diferimos de la forma editorial que se analizan esos números año tras año, la cual se realiza anualmente de una forma injusta y hasta simplista”, dijo.