Aprueban Resolución para solicitar al Congreso que permita las peleas de gallos

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El Senado votó a favor de una resolución que propone solicitar al Congreso que revierta la prohibición de las peleas de gallo en la Isla, así como en los demás territorios de Estados Unidos, o en la alternativa, que legislen para proveer un periodo de transición de cinco años.

La Resolución Concurrente de la Cámara 91, de la cual enviarán copia a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el presidente del Senado, Chuck Grasley y a los congresistas, establece que la prohibición federal representa un duro golpe a la economía de Puerto Rico.

«La industria relacionada a las peleas de gallos representa un impacto de $18 millones en la economía local y crea sobre 20,000 empleos directos e indirectos que desaparecerán. La economía de Puerto Rico no puede darse el lujo de recibir un impacto negativo de esta magnitud», señala la RCC 91. 

El Congreso aprobó -a finales del 2018- la ‘Ley federal de Agricultura y Nutrición’ conocida como ‘Farm Bill’, en la cual el presidente Donald J. Trump estampó su firma quedando prohibidas las peleas de gallos en Puerto Rico y sus territorios.

La medida señala que «la Décima Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos reserva para los estados los poderes que no fueron expresamente delegados al Gobierno Federal. Recientemente el Tribunal Supremo de los Estados Unidos determinó en el caso Murphy v. National Collegiate Athletic Association, 584 U.S. que la Professional and Amateur Sports Protection Act (PASPA), 28 U.S.C. §§ 3701-3704, era inconstitucional pues el Gobierno Federal no tiene autoridad para legislar asuntos que les corresponde a los estados legislar, como lo son las apuestas en eventos deportivos».

«Este asunto de regular las peleas de gallos es un asunto que no fue delegado por los estados al Gobierno Federal y es por esto, que deben ser los estados y los territorios los que deban establecer las leyes que regulan la práctica de las peleas de gallos y no el Gobierno federal», señala el documento.

Los galleros y defensores de las peleas de gallos aseguran que en Puerto Rico estas peleas son reguladas por la Ley 98-2007, conocida como “Ley de Gallos de Puerto Rico del Nuevo Milenio”, y por el Reglamento Número 7424.

A finales de enero pasado, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, recibió a miles de galleros que protestaron contra la legislación federal.

Rivera Schatz se había comprometido, según dijo, a «dar la pelea» para que esa legislación federal no aplique a Puerto Rico. «Nosotros vamos pa’ lante con los gallos de pelea y vamos a dar el máximo para que entiendan, aquellos que se oponen, que es nuestra cultura, tradición y que la vamos a defender cueste lo que cueste”, dijo.

“No se trata de hacer promesas que no se puedan cumplir, se trata de hacer promesas de dar la lucha con la intención de prevalecer de manera inteligente para que podamos hacer, a los que han presentado este proyecto, recapacitar para que entiendan lo que realmente son las peleas de gallo para nosotros los puertorriqueños y puertorriqueñas”, añadió.

El inicio de la tradición gallística en Puerto Rico comenzó desde la época de dominio español en la Isla. En la actualidad las peleas de gallo son consideradas como un deporte cuya industria genera miles de dólares y es una industria regulada por la ‘Ley de Gallos de Puerto Rico del Nuevo Milenio’ aprobada en el 2007.