Arrestan a integrantes de organización de narcotráfico en Ponce

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Un Gran Jurado federal emitió acusaciones contra 50 individuos que operaban organizaciones de narcotráfico en los residenciales públicos José Gándara y Hogares de Portugués, ambos en Ponce.

La acusación señala que -desde el 2013- la organización distribuyó heroína, crack, cocaína y marihuana, a menos de 1,000 pies de los proyectos de vivienda pública José N. Gándara, Hogares de Portugués con el fin de obtener ganancias financieras, informó la fiscal federal, Rosa Emilia Rodríguez Vélez

Explicó que los 50 acusados ​​actuaron en diferentes roles: líderes, propietarios de puntos de drogas, ejecutores, corredores y vendedores. Dieciséis acusados ​​también están acusados ​​de posesión de armas de fuego para promover un delito de tráfico de drogas. Dieciséis de ellos también enfrentan cargos de posesión de armas de fuego durante la comisión de un delito de narcotráfico, informó.

 

Daban palizas a los que desobedecieran

Rodríguez Vélez explicó que los líderes tenían la autoridad de aprobar la acción disciplinaria que se impondría a los residentes del dichas comunidades y miembros de la organización que desobedecían las reglas impuestas. Indicó que los castigos, supuestamente, eran palizas.

Los puntos de distribución de drogas se ubicaron en las escaleras de los edificios del proyecto de vivienda pública, entre otros lugares. Las puertas de los edificios estarían cerradas para evitar el acceso del personal policial a los puntos de drogas, evitando así la detección, explicó.  

La pandilla, según indicó en conferencia de prensa, también usó cubos caseros, similares a una «estación de descarga de armas», para probar sus armas de fuego mientras ocultaban el sonido del disparo. 

 

Hacían pasar la droga por cannabis medicial

Los miembros de la organización creaban etiquetas para identificar las sustancias controladas como «prescritas» con el fin de engañar a los agentes «tratando de hacerles creer que la sustancia controlada estaba autorizada para tratar condiciones médicas reales. Por ejemplo, la marihuana la empacaban en frascos con etiquetas especiales, para que las autoridades pensaran que era cannabis medicinal”, describió.

«Estoy agradecido por los incansables esfuerzos de los investigadores y fiscales que han desmantelado esta organización de narcotráfico con la acusación de hoy», destacó la Fiscal federal.