Asignaciones de FEMA no son proporcionales a la población

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – Las arcas municipales comenzaron a recibir dinero en reclamaciones asociadas al paso del huracán María, unos fondos que al unirlos a los asignados por el programa Desarrollo Comunitario con Subsidio Determinado para la Recuperación de Desastres, conocido como CDBG-DR, deberán redundar en mejoras capitales, creación de empleos y una bonanza al tratarse de cifras que se equiparan con el presupuesto municipal para el presente año fiscal.

El Malecón de Santa Isabel será reconstruido. (Foto: Tony Zayas/tzayasponce@gmail.com)

La asignación del dinero, una gran parte de ellos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia, mejor conocida como FEMA, no guardan proporción con la población ni el tamaño del ayuntamiento. La asignación responde a la petición y justificación de los daños que causó el huracán María en septiembre de 2017.

Un ejemplo que evidencia que no existe correlación entre tamaño del municipio y asignación es si comparamos Guayanilla y la vecina ciudad de Ponce. Guayanilla tiene asignados $4 millones para el recogido de escombros mientras Ponce tiene $2.7 millones. Guayanilla recibirá $3.4 millones para parques e instalaciones recreativas y Ponce $3.5 millones para  dicha partida.

La población en Ponce se estima en 148,863 habitantes y la de Guayanilla en 19,578 residentes. El presupuesto de Guayanilla para el año fiscal 2018-19 alcanza los $8.4 millones y el de Ponce $82.4 millones.

El alcalde de Guayanilla, Nelson Torres Yoldán, dijo que esa diferencia con otros municipios “posiblemente pueda ser el área (partida) o como fue trabajada” la petición. Explicó que, en el caso del recogido de escombros, fueron los empleados municipales los que realizaron el trabajo por lo que esa reclamación el municipio la hace a FEMA.

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, quien hace unos días denunció la demora en desembolsos, no estuvo disponible para contestar preguntas sobre el tema.

Otro caso de contrastes es el de Salinas y su vecino pueblo de Coamo. El municipio de Salinas solicitó $5.3 millones para el recogido de escombros y sus residentes $16.4 millones en asistencia para viviendas. Salinas tiene aproximadamente 29,239 habitantes y su presupuesto para el presente año fiscal alcanza los $10.2 millones.

Residencia en comunidad Santas Pascuas, en Ponce, fue destruida con el paso del huracán María. (Foto: Tony Zayas)

Mientras, Coamo solicitó $2.9 millones para el recogido de escombros y sus residentes reclamaron $10.8 millones en asistencia para viviendas, una partida en la que no interviene la administración municipal. Coamo tiene una población estimada en 39,796 habitantes y el presupuesto actual es de $11.6 millones.

La disparidad obedece a la cantidad de proyecto que reclamó el ayuntamiento y que en su momento tiene que justificar, así como el tamaño de los proyectos, explicó Jeanne López Rivera, especialista de medios de FEMA, en la región sur. “No guardan relación los proyectos con la población ni con el tamaño territorial”, dijo.

Explicó que esas marcadas diferencias también obedecen a la agilidad con que el municipio somete los proyectos y la documentación necesaria, la cual deben presentarle a la Oficina Central de Recuperación, Reestructuración y Resiliencia, conocida como COR3. Esta oficina funciona como un intermediario entre el municipio y FEMA.

“Los estimados (en gastos) los hacen y los valida el municipio. Cada alcalde tiene que certificar, probar y validar que eso es correcto”, subrayó López Rivera. Para esa validación es necesario que presenten y conserven documentos como facturas, contratos y nóminas. “Toda la documentación relacionada a los gastos”, enfatizó.

El municipio puede reclamar todos los proyectos importantes para reconstrucción, remoción de escombros, medidas preventivas de emergencia y restauración de instalaciones públicas que sufrieron daños a causa del huracán María. También deberán incluir en la reclamación las medidas de mitigación de riesgos.

López Rivera informó que la asignación la reciben por reembolso de fondos del programa de asistencia pública, dinero destinado a la recuperación de instalaciones, escombros, entre los antes mencionados, que responde directamente a una emergencia declarada por el Presidente de los Estados Unidos.

La funcionaria explicó que los municipios aun trabajan en la documentación de sus reclamaciones y que pudieran tener proyectos para los que esperan que le asignen fondos y que no están contabilizados en las cifras ofrecidas al presente. “Ellos (municipios) tienen que completar todo el proceso”, dijo.

De 12 municipios de la región sur que se utilizaron para este reportaje solo dos habían recibido el 98% o más del dinero asignado para el recogido de escombros y solo a Ponce le habían desembolsado una parte del dinero asignado para los gastos administrativos relacionados con el paso del huracán María.

FEMA informó que entre los 12 pueblos seleccionados asignaron poco más de $60.8 millones y de ese dinero ya habían desembolsado alrededor de $33.4 millones. La queja de algunos alcaldes es por la demora en el desembolso del dinero para las obras.

La funcionaria de FEMA insistió en que el desembolso va de la mano con la documentación que evidencia que el trabajo se hizo de acuerdo a lo que se informó y que pudiera ser que esos reembolsos están en el proceso de entregar documentación y evidencia de los trabajos realizados.

Algo similar ocurre con las asignaciones para proyectos de parques y áreas recreativas. Solo cinco de los 12 municipios del sur tenían asignación de dinero para esas obras, pero eso no representa que el resto no vayan a recibir dinero para esos proyectos por lo que las gestiones pudieran estar en el proceso de documentación, explicó.

López Rivera aclaró que FEMA no da dinero para corregir déficit acumulados que tengan los municipios ni para pagar nóminas y otras deudas no relacionadas al evento atmosférico. En el caso de pagar empleados, dijo que el dinero se debe usar “estrictamente para pagar la nómina del proyecto”.

 

 

municipios