Auditoría identifica deficiencias en las empresas municipales de Coamo

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticapr.com

 

Una auditoria de la Oficina del Contralor reveló una lista de deficiencias en la operación de ocho empresas municipales del pueblo de Coamo.

El informe, el cual cubrió del 1 de julio de 2012 al 31 de diciembre de 2015, revela que tres de las ocho empresas municipales no habían devuelto al ayuntamiento un monto de $62,000 del capital inicial que recibió del municipio.

El hallazgo destaca que no restituyeron ese dinero al municipio aun cuando tenían ganancias en sus operaciones. El alcalde Juan Carlos García Padilla respondió que “descapitalizar dichas empresas de forma prematura no sería una buena decisión”.

Otro señalamiento fue que “a diciembre de 2015, 11 empresas municipales, que iniciaron operaciones de diciembre de 2012 a agosto de 2015, no tenían las licencias sanitarias que expide el Departamento de Salud para que puedan operar”.

El informe también contiene un Comentario Especial por la inversión de $147,152 en la compra de unas machinas de entretenimiento (Carrousel, Kiddie Ferris Wheel, Turbo Tubs y Rock Climbing Course) para las empresas municipales.

La mitad del costo de las machinas fue pagada en el 2015 y un remanente en abril de 2016, pero en septiembre del 2016, casi un año después, el municipio solo había recibido una de las machinas: el Turbo Tubs.

Entre los hallazgos revelados por el informe M-18-08 se encuentran:

– Cargos bancarios por cheques pagados sin fondos y por sobregiros en las cuentas bancarias de las empresas municipales; y transferencia de fondos entre empresas municipales sin la aprobación de la Junta de Directores.

– Ausencia de reglamentación relacionada con las transferencias de fondos; la operación y administración; y el manejo de la propiedad de las empresas municipales y la franquicia.

– Acuerdo de pago, comprobantes de desembolso, y actas de la Junta de Directores de las empresas municipales no encontrados para examen; y reuniones de la Junta que no fueron grabadas.

– Deficiencias relacionadas con las compras y los desembolsos de las empresas municipales.

– Falta de monitorías y fiscalización por parte de la Unidad de Auditoría Interna de las operaciones de las empresas municipales.

– Contratos de arrendamiento no formalizados con las empresas municipales.

– Incumplimiento de ley sobre el registro y envío de contratos de empresas municipales a la Oficina del Contralor.