Buscan transformar zona petroquímica en ecoindustrial

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El Departamento de Desarrollo Económico y Comercio se comprometió ayer -lunes- en asignar $270 mil para que la abandonada zona petroquímica de Guayanilla y Peñuelas se transforme en una zona ecoindustrial moderna.

El dinero será para parear fondos que el consorcio Desarrollo Integrado del Sur (DISUR) solicitó en vías de limpiar y facilitar el desarrollo de proyectos en el complejo petroquímico.

“Nos hemos comprometido a asignarles $270,000 para parear parte de los fondos que solicitaron a través de dos propuestas pro desarrollo económico sometidas a las agencias federales Enviromental Protection Agency (EPA) y al Economic Development Administration (EDA)”, informó Manuel A. Laboy Rivera, secretario del DDEC.

“Apoyamos el esfuerzo del DISUR a favor del desarrollo económico y social en esa zona, y vamos a continuar apoyándolos”, expresó el funcionario, quien firmó un acuerdo con dicho consorcio.

DISUR solicitó una subvención de $1 millón a la EPA para el redesarrollo de la zona industrial abandonada; y $270,000 a la EDA para realizar un estudio sobre el mercado y el desarrollo económico titulado Transforming the PR#127 Corridor into an Eco-industrial Corridor: Economic Impact, Market Analysis and Brownfield Site Pro formas. Este estudio cubriría la mitad del área afectada (aproximadamente 1,800 acres). Los $270,000 que otorgaría el DDEC están sujetos a la aprobación de ambas propuestas.

Laboy Rivera se expresó confiado en que tanto la EPA como EDA responda a las gestiones de DISUR.

“Ya es hora de que la zona industrial abandonada se transforme en una zona ecoindustrial moderna que aporte a un desarrollo económico sostenible. Sobre todo, en estos momentos en que estamos enfilando todos nuestros esfuerzos hacia el renacer de Puerto Rico”, dijo.

El Corredor Petroquímico de Guayanilla y Peñuelas, según indicó, “tiene que dejar de ser un estorbo público y tiene que transformarse en una plataforma de desarrollo comercial, industrial y económico para esa región y para Puerto Rico entero”.

El funcionario explicó que entre los planes que están trabajando se encuentra el transformar la zona en una que produzca energía renovable y biocombustible, así como el crear una infraestructura de vanguardia que responda a las necesidades manufactureras, industriales y comerciales del presente.

Detalló que los planes incluyen crear:

• Un Centro Bio-económico y de Investigación para la elaboración de nuevos productos y servicios asociados a los biocombustibles y a las industrias agrícolas sostenibles.

• Un parque industrial energizado con energía renovable y energía verde de bajo costo.

• Una infraestructura robusta para energía renovable a escala industrial.

• Facilidades para la recuperación de recursos que transforme desperdicios post-consumo y comerciales de los vertederos a materia prima, entre otras consideraciones.

Por su parte, Olga Rodríguez, co-presidenta interina de DISUR, se expresó complacida con el DDEC. DISUR es una entidad sin fines de lucro compuesta por líderes del sector privado, público, académico y de comunidades de 15 pueblos del sur, que desde el 2006 trabajan para el bienestar y desarrollo socio-económico de esa región.