Cuidado con las complicaciones por la influenza

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La mayoría de las personas que contraigan la influenza padecerán una enfermedad leve, necesitarán atención médica o medicamentos antivirales y se recuperarán en menos de dos semanas.

Sin embargo, algunas personas tienen mayores probabilidades de desarrollar complicaciones por la influenza que pueden requerir hospitalización y, a veces, provocan la muerte, resaltó en Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, mejor conocido como CDC.

En algunos pacientes la influenza puede causar complicaciones como la neumonía, bronquitis, sinusitis e infecciones del oído.

Peor aún, la influenza puede empeorar otros problemas de salud crónicos. Por ejemplo, las personas con asma pueden sufrir ataques de asma mientras tienen influenza y a las personas con insuficiencia cardiaca congestiva crónica puede que se el agrave su condición.

En los niños la influenza es más peligrosa que el resfrío común. La vacunación anual es la principal recomedación para atacarla y prevenir complicaciones potencialmente graves, sobre todo en los pequeños, recomienda el CDC.

Entre los pacientes más propensos a desarrollar complicaciones graves si contraen la influenza, señala el CDC, se encuentran los que tienen:

Asma – Esta enfermedad pulmonar es causada por la inflamación crónica de las vías respiratorias. Es una de las enfermedades a largo plazo más comunes en niños, pero los adultos pueden padecerla.

Enfermedades neurológicas y del neurodesarrollo – incluyendo trastornos del cerebro, la médula espinal, el nervio periférico y los músculos, por ejemplo, parálisis cerebral, epilepsia (trastornos convulsivos), accidentes cerebrovasculares, discapacidad intelectual, retraso en el desarrollo de moderado a grave, distrofia muscular o lesión de la médula espinal.

Enfermedades pulmonares crónicas – como enfermedad pulmonar obstructiva crónica [COPD] y fibrosis quística.

Enfermedad cardiaca – personas con enfermedades cardiacas y quienes hayan sufrido un accidente cerebrovascular tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones por la influenza y eso incluye enfermedad cardiaca congénita, insuficiencia cardiaca congestiva y enfermedad de la arteria coronaria.

Trastornos sanguíneos – como anemia falciforme.

Trastornos endocrinos – como diabetes mellitus. Las personas con diabetes (tipo 1 o tipo 2), aun si está bien tratada, corre riesgo alto de sufrir complicaciones graves por la influenza, que suelen resultar en hospitalizaciones y en algunos casos hasta la muerte. La neumonía, la bronquitis, las infecciones de los senos paranasales (sinusitis) y las infecciones en los oídos (otitis) son algunos ejemplos de complicaciones por la influenza.

Afecciones renales

Enfermedades del hígado

Trastornos metabólicos – como trastornos metabólicos congénitos y trastornos mitocondriales.

Sistema inmunitario debilitado – debido a una enfermedad o medicamento, como personas con VIH o SIDA, o cáncer o aquellas personas en tratamiento con esteroides por enfermedades crónicas. Estudios han indicado que los síntomas de la influenza podrán durar más tiempo y el riesgo de presentar complicaciones por la enfermedad es mayor en el caso de algunas personas con VIH, señala en CDC.

Menores que toman aspirinas – Personas menores de 19 años de edad que están recibiendo una terapia a largo plazo a base de aspirinas.

Obesidad mórbida – Personas con obesidad extrema, índice de masa corporal (IMC) de 40 o superior.