Desarrolladores admiten haber subarrendado terrenos públicos

Eduardo Nevares, presidente de Plaza Partners, Corp., firma desarrolladora de View Point At Roosevelt. (Suministrada)

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Eduardo Nevares, presidente de Plaza Partners, Corp., firma desarrolladora de View Point At Roosevelt, admitió que a pesar de que bajo el contrato que tenían con el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) desde el 2004 se prohibía subarrendar parte de la parcela del proyecto, él autorizó un contrato de arrendamiento con la Universidad Politécnica para la utilización de los terrenos como estacionamiento durante diez años, por lo que devengó $380 mil.

Durante los trabajos de vistas públicas, el Presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez Núñez, denunció que cabilderos lo han contactado para mostrar preocupación por esta investigación que se lleva a cabo por la Comisión de Desarrollo de la Ciudad Capital, presidida por el representante Eddie Charbonier Chinea.

“Si el proyecto es bueno, es bueno; si se hicieron los procesos, se hicieron, pero yo lo que quiero saber es por qué una parcela que es el gobierno de Puerto Rico, por (la) cual ustedes están devengando rentas, el gobierno de Puerto Rico no recibe ni un solo dólar de esas rentas”, cuestionó el líder cameral.

Específicamente se refirió a la designación que se hizo de este proyecto como uno crítico por parte del coordinador de revitalización de la Junta, Noel Zamot, bajo el cual los permisos de construcción se obtendrán de forma expedita, aparte de los fondos CDBG-DR, que son utilizados para conceder viviendas a personas que han perdido sus hogares.

“Hemos corrido el proceso de proyecto crítico totalmente sin interferencia de nadie, fuimos designados a base de los méritos del proyecto, en cuanto a la renta de los estacionamientos es meramente para cubrir gastos y hay una correspondencia de la Universidad Politécnica a esos efectos. Esto ha sido un acomodo a través de los años para evitar que hubiera la congestión de autos a través del vecindario de Floral Park”, contestó Nevares.

Sin embargo, el deponente admitió que, a raíz de la investigación, se canceló el acuerdo con la Universidad, “debido a la investigación de la Cámara, lo que había sido uso y costumbre de que estacionaran ahí, le tuvimos que decir que no podían seguir estacionando, ellos pidieron un acomodo hasta que terminara el curso y le dijimos que no, que tenían que desalojar inmediatamente”.

A preguntas de Charbonier Chinea, el deponente hizo un recuento de los tropiezos que han tenido para el inicio de este proyecto, que comenzó como uno de apartamentos con un costo de $200 mil hasta $500 mil en el 2003, hasta unidades que serán construidas bajo el programa de «low income housing tax credit».

Explicó que, debido al proceso lento para obtener permisos, la crisis hipotecaria en el 2008 y el hecho de que el presidente Donald Trump bajó el precio de los créditos contributivos, y al hecho de que no se ha desembolsado los fondos CDBG-DR, el proyecto no ha podido arrancar.

“Lo que iba a ser un proyecto de lujo, ahora es un proyecto para personas de ingresos bajos que van a tener la dicha y la ventaja de vivir frente a la Universidad Politécnica, en donde van a poder estudiar, que van a poder vivir frente a la Iglesia El Sendero de la Cruz, que es una iglesia magnífica a donde van a poder orar y sentirse más protegido por el Todopoderoso, que tendrán los beneficios del Tren Urbano, o sea que tienen todos los beneficios para ese segmento de la población”, señaló Nevares.

A lo que Charbonier Chinea indicó “entiendo esa parte, pero como legislador no me toca adjudicar si es bonito o si es bueno, que es parte de su profesión, pero la percepción que tenemos todos nosotros los ciudadanos y los legisladores también, es que ustedes están esperando que caiga una ayuda celestial para que se pueda desarrollar y por ello no ha habido un desarrollo y eso nos preocupa…”.

Por ello, anunció que se propone citar tanto al Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) como al desarrollador debido a que no coincide la información que cada uno da sobre los hechos.