El momento histórico y el cooperativismo

En 1971, monseñor Antulio Parrilla Bonilla, dijo: “…el pluralismo político que actualmente existe entre los miembros del movimiento cooperativo puertorriqueño no puede servir de excusa, ni puede ser un pretexto escapista para no asumir posiciones cooperativas valientes acerca de nuestra problemática de pueblo. aunque al hacerlo se toque lo político”.

Lo ocurrido en Puerto Rico durante las pasadas dos semanas contienen dos elementos históricos:

  1. El destape con evidencia de la profunda corrupción del abuso del poder y de la burla a los contrincantes políticos.
  2. Más importante, el levantamiento popular y la unidad de pueblo para combatirlos.

El movimiento cooperativo tiene muchas características positivas para presentar una respuesta a la crisis y el caos que vivimos como pueblo. Estas son: sus valores sociales superiores; economía solidaria y la máxima participación de los puertorriqueños en este movimiento.

Tenemos que convencernos de la posibilidad de presentar un proyecto cooperativo y de gobernanza para nuestro pueblo de desarrollo social, desarrollo económico y político.

Comencemos el diálogo en las bases hasta llevarlo al nivel terciario de nuestro movimiento. Que sea el pueblo cooperativista quien produzca ese proyecto de país cooperativo.

Nuestra función primaria es crear esa estructura para que el pueblo, a través del movimiento cooperativo, funde un nuevo país solidario, sostenible y humano.

Hasta la próxima. Puede escribirme a: rrodrig711@aol.com