El municipio le entregó escrituras y el Tribunal la orden de desahucio

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

VILLALBA – Betty Negrón Colón y su esposo tienen en una mano el título de propiedad de una casa que construyó con el aval que recibió del municipio en el 1996.

Y en la otra mano la orden del tribunal para que avance a abandonar la vivienda porque el ayuntamiento vendió ese terreno el 3 de octubre de 2014, según documentos que mostró del Registro de la Propiedad.

La respuesta del municipio a Negrón Colón ha sido que el número de la parcela que le entregó era equivocado por lo que su casa está en el terreno equivocado. La mujer asegura que cuando comenzó a construir su casa esas tierras eran propiedad del municipio. En el 2008 le dieron el supuesto título de propiedad.

“El alcalde (Luis Javier Hernández Ortiz) me dice que fue un error entregarme esas escrituras a mi porque tiene un error de número”, expresó Negrón Colón. Las escrituras están firmadas por el ahora alcalde, quien en el 2008 era el abogado del municipio.

El municipio vendió esos terrenos, en el barrio Chino, sector Chichón, por $1,000. Nueve familias han tenido que abandonar sus casas con orden de desahucio. Dos de esas casas fueron vendidas por el dueño del terreno, un policía estatal. Una de ellas la vendió en $30,000 y la otra en $18,000.

“¿Dónde se quedan los préstamos y todo el sacrificio que pasamos para construir esta casa?”, preguntó ahogada en llanto. “¿Los préstamos que hice en la asociación, en Retiro, todo eso se perdió aquí?,” señaló.

El abogado Armando Pietri había radicado una petición para un nuevo juicio, pero una jueza en Ponce denegó la petición. El martes pasado, el abogado volvió al Tribunal con más evidencia para corroborar que Negrón Colón es dueña del lugar.

El Abogado indicó que esta petición debe paralizar la Orden de Desahucio a la espera de un nuevo juicio.

El alcalde Hernández Ortiz dijo que el municipio no fue incluido en la demanda original ni se le solicitó que fueran parte interesada cuando fueron los que entregaron los títulos de propiedad.

Explicó que su abogado había llevado el caso al Tribunal Apelativo y luego al Supremo, pero fallaron en su contra.

No obstante, señaló que lo ventilado en el Tribunal es la titularidad del terreno y no de la casa. “En el Registro de la Propiedad este solar está registrado dos veces”, indicó.

“El terreno es mío porque a mí no me entregaron escrituras por la casa. A mi me entregaron escrituras por el terreno. Las escrituras dicen que yo tengo 700 y pico metros”, dijo.

“Yo no puedo salir de mi casa. Yo no tengo para donde irme”, enfatizó.