Empresarismo en tiempos de crisis

En esta columna deseo dar una mirada a las estrategias que los dueños de pequeñas y medianas empresas en la Isla han desarrollado para lidiar con la crisis económica que estamos vivienda.

Los estudiantes de mercadeo de la Universidad de Puerto Rico en Ponce han realizado un estudio donde se ha investigado el efecto que el huracán María ha tenido en las Pymes de la zona sur.

Como le sucedió a gran parte de la Isla, la ausencia de servicios básicos de agua y energía eléctrica ha sido crítica al igual que el problema con las telecomunicaciones.

Muchos negocios han optado por reducir las horas de atención al público. Empresas como los laboratorios clínicos han reportado que han reducido las horas de trabajo lo que ha implicado un cambio dramático en la jornada de los empleados. Es vital no dejar de brindar el servicio y mantener la lealtad de la clientele.

Para sorpresa nuestra un denominador común en los dieciséis pueblos visitados, fue el funcionamiento de una gran cantidad de los salones de belleza … con plantas eléctricas.

El asombro obedece a que los servicios que ofrecen no son unos de “primera necesidad”… pero si pueden serlo para la siquis de las mujeres y hombres que desean subirse el ánimo en medio de la crisis.

Me he preguntado qué otras estrategias pueden desarrollar los empresarios en medio de esta crisis que vivimos.

En primer lugar, considero que el derrotismo y la frustración no deben hacer nido en sus espíritus. El empresario debe mirar críticamente las operaciones de su negocio, así como los productos y servicios que ofrece al mercado. Es tiempo de mirar los gastos operacionales con cuidado.

El reportero de negocios Xavier Serbiá de CNN realizó un reportaje en los que entrevistó a dueños de Pymes que señalaron que ya no contaban con recepcionista o empleados de mantenimiento en busca de bajar gastos operacionales. Optaron por hacer esas tareas ellos mismos o sus cónyuges e hijos.

Hace un tiempo, una dueña de un salón de belleza exitoso me comentaba que hizo un análisis de marcas de tintes tratando de encontrar una excelente pero a un precio más módico que la que estaba utilizando. No deseaba subir los precios a sus clientas… pero era un gasto muy alto que debía “corregir”.

Por otro lado, la promoción no debe subestimarse. Lo que se debe hacer es considerar la costo-efectividad.

Las redes sociales deben ser consideradas para llegar a los mercados y mantener contacto con los clientes. Además, los empresarios pueden considerar otros mercados en el exterior de la Isla.

En estos últimos meses, los medios de comunicación masiva han resaltado la gran cantidad de empresas que “han cruzado el charco” para llevar sus productos a los puertorriqueños que han emigrado a lugares como la Florida.

Por último, los empresarios que mantienen sus negocios exitosamente, aun en la crisis, señalan que siempre debe estar presente el sentido de servicio personal a los clientes. Es una ventaja competitiva que los distingue. Puedes escribirme sus comentarios  a: empresasymercados@gmail.com