Estable la niña accidentada en Aruba

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

«La niña Jednnielys Pérez no tiene muerte cerebral, está en coma inducida y está estable”, aseguró el secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, quien -la tarde del Viernes- recibió la menor en las inmediaciones del Hospital Pediátrico, en San Juan.

Rodríguez Mercado, quien es neurocirujano, informó que la pequeña perdió el pie derecho y tuvieron que hacerle una amputación bajo la rodilla que permitirá que en un futuro pueda usar una prótesis.

Explicó que la niña, de siete años, tuvo una fractura de fémur, pero está siendo evaluada por neurocirujanos y ortopedas.

 

“Nos da esperanza que esta niña puede tener una capacidad de recuperación, sino surge una complicación. Tenemos que hacerle más estudios para poder dar un diagnóstico preciso, pero mañana ya podríamos tener un cuadro más claro del asunto”, señaló.

Jednnielys Pérez llegó a suelo puertorriqueño junto al policía retirado y estadounidense Sean Whelan, quien socorrió la niña y asumió el costo de su traslado a Puerto Rico tras sufrir un accidente en Aruba que la mantiene aún en estado comatoso.

A su llegada a la Isla, la menor estuvo acompañada por el policía retirado mientras, el resto de la familia, quienes se encontraba con ella de vacaciones, se supone que llegue hoy al filo de la medianoche.

Whelan fue el primero en bajarse de la aeronave y de inmediato fue recibido por la primera dama, Beatriz Rosselló, quien hizo gestiones para que se agilizara el proceso de traslado de la menor.

“Hemos activado a todo el personal capacitado del Hospital Pediátrico para que atienda a la niña. Queremos completar todos los estudios que faltan, para luego, poder dar un diagnóstico”, indicó Rodríguez Mercado.