Estudio revela beneficios de eliminación de leyes de cabotaje aéreo

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Ser excluido de las leyes federales de cabotaje aéreo, para Puerto Rico podría significar un aumento anual de un 17% en la cantidad de visitantes a la Isla, algo que representaría -solo para la región noroeste- un influjo de $219.3 millones en los próximos 12 años.

Así lo reveló el estudio realizado por el doctor en economía José Caraballo Cueto del Centro de Información Censal (CIC) de la Universidad de Puerto Rico en Cayey, quien tomó como muestra al Aeropuerto Rafael Hernández de Aguadilla.

“Si Puerto Rico se libera de las leyes federales de cabotaje como sucedió con Alaska, podría tener aún más oportunidades para la actividad económica inmediata dado el nicho aeroespacial ya creado en esta región noroeste y la gran relevancia que tiene para una isla sus aeropuertos”, indicó Caraballo Cueto.

El estudio comisionado por el Instituto de Aeronáutica y Aeroespacial de Puerto Rico (IAAPR) detalló que la actividad económica indirecta ascendería a $184.2 millones para el mismo periodo de tiempo. Esto tomando en consideración que de acuerdo con la Junta de Planificación, el gasto promedio total de un visitante a Puerto Rico fue de $757 para el 2015.

 

Proyectan miles de empleos adicionales

Caraballo Cueto explicó que habría “mayor interacción con otros países, mayor turismo, mayor crecimiento de la capacidad tecnológica y mejoramiento de su competitividad, entre otros. Además, permitiría el establecimiento de nuevas industrias que, a su vez, crearían nuevos empleos y nuevos fondos que se inyectarán en la economía del País.”.

En el informe, Caraballo Cueto proyecta que el empleo total generado en Puerto Rico podría aproximarse a 6,045 para el periodo 2016 a 2028, cifras que considera conservadoras porque en el estudio solo incluyó el impacto económico en el aeropuerto de Aguadilla.

Al momento, existen propuestas para enmendar regulaciones federales con el objetivo de excluir a Puerto Rico de las leyes federales de cabotaje aéreo, como se logró en Alaska.