Gobernador niega todo vínculo de su hermano con contrato del DE

Por Eduardo L. Questell Rodríguez –

@elquestell

redaccion@esnoticiapr.com

Luego de ser cuestionado por la prensa, líderes de la oposición y varios sectores del país, el gobernador Ricardo Rosselló explicó el vínculo de su hermano Jay Rosselló con un bufete que contrató la ex secretaria de educación Julia Keleher y fue categórico al asegurar que su hermano está libre de toda mancha.

 

“El licenciado Jay Rosselló no tiene contrato alguno ni con el Departamento de Educación ni con otra agencia del gobierno de Puerto Rico. No lo tiene y nunca lo ha tenido. El bufete para el que labora tiene una reconocida reputación en aspectos relacionados a educación, y ha sido contratado en el pasado, por ejemplo, por el senador Eduardo Bhatia cuando proponía cambios al sistema educativo», recordó el gobernador.

 

«En el caso que resaltan los medios hoy, se trata de un contrato con el Departamento de Educación que fue atendido por otro socio del bufete a quien Julia Keleher conoce hace años, pues trabajaron juntos en el Departamento de Educación federal. Ese contrato no está vigente y terminó en el 2018», aseguró Rosselló Nevares.

 

En el día de ayer se hizo público un contrato de asesoría suscrito por el DE que obtuvo la firma de abogados, Hogan Marren Babbo & Rose de la cual el hermano del gobernador es miembro. El contrato lo comisionó la Julia Keleher por el monto de $155,000 dólares para ayudar con el proceso del establecimiento de escuelas Charters al aprobarse la ley 85 del 2018 que dio paso a la Reforma Educativa. Como parte de su práctica, Jay Rosselló asesora clientes basados en Estados Unidos que tienen interés en proponer escuelas charter.

«Son falsas, difamatorias y maliciosas las especulaciones de irregularidades o conflictos de interés. El funcionario público soy yo y siempre he enfrentado de frente los ataques. Pero el afán político no debe llevar a nadie a la especulación. Rechazo y combatiré los ataques a mi familia, vengan de donde vengan”, concluyó el primer ejecutivo.