Incrementa la obesidad infantil

La Organización Mundial de la Salud alertó que, en los últimos 40 años, el número de niños y adolescentes obesos entre las edades de 5 y 19 años se ha multiplicado por 10.

En Estados Unidos se estima que el 18.5% de los niños y adolescentes con edades entre 2 a 19 años son obesos. En estas edades hay un 16.6% en sobrepeso y 5.6% con obesidad severa.

En el 2013, según el Programa WIC de Puerto Rico, el 14.9% de los niños de 2 a 5 años estaba en sobrepeso y el 17% estaba obeso. Esto quiere decir que 3 de cada 10 niños entre los 2 a 5 años se encontraba en sobrepeso u obeso.

Los datos del Programa WIC también muestran que la Región de Ponce tenía el mayor por ciento de participantes con sobrepeso u obesidad en toda la isla. En esta región 4 de cada 10 niños en las edades mencionadas estaba en sobrepeso u obeso.

El sobrepeso y obesidad infantil aparece cuando el niño está consumiendo más calorías de las que necesita. La alimentación inadecuada y la poca actividad física pueden contribuir al aumento de peso. Si este aumento en peso no se controla, llegando al sobrepeso u obesidad, el niño puede presentar varios problemas a corto y a largo plazo.

Entre los problemas que pueden presentar y que a su vez pueden llevar a una muerte temprana se encuentran:

  • diabetes (Altos niveles de glucosa por largos periodos de tiempo pueden traer problemas con la visión y riñones.)
  • hipertensión
  • colesterol alto
  • problemas para respirar
  • dolor en las articulaciones
  • problemas de autoestima

¿Qué puedes hacer para evitar que tu niño presente estos problemas? Comencemos con la alimentación. Según los datos del WIC gran parte de los niños indicaron que consumían dulces de panadería, refrescos, jugos y meriendas saladas. Es importante que trates de incluir comidas balanceadas que contengan carnes, granos, vegetales, frutas y disminuyas la comida chatarra.

Aumenta la cantidad de agua y disminuye la de jugo y otras bebidas azucaradas. No se trata de prohibirle todo, sino de crear un balance. Aparte de la alimentación debes estimularlo para que aumente la actividad física a la vez que disminuye el tiempo frente al televisor.

Finalmente, edúcalos para que desde pequeños aprendan a tomar las mejores decisiones con relación a su salud. ¿Te gustaría comunicarte conmigo? Escríbeme a estureceta@gmail.com