Keleher defiende las ‘escuelas chárter’

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La secretaria del Departamento de Educación, Julia Keleher, aseguró que la Reforma Educativa no busca convertir todos los planteles en ‘charter schools’.

“La idea no es que todas las escuelas se conviertan en Escuelas Alianzas. Mi intención no es eliminar todas las escuelas como las conocemos”, expresó Keleher durante una vista pública senatorial que estudia el Proyecto del Senado 825, conocido como la Reforma Educativa.

Explicó que iniciarán un plan piloto con 14 escuelas, pero esperan que sobre un 80% de los planteles, de un total de 800 escuelas, se integren a las llamadas “Escuelas Alianzas”. A esas escuelas les otorgarían una licencia de dos años.

El presidente de la Comisión de Educación y Reforma Universitaria, el senador Abel Nazario, propuso que le pongan un tope al número de escuelas que incursionen en este método. “A todo hay que ponerle un tope porque todo el mundo puede pensar que vamos a privatizar todo o que a todos los padres les vamos a dar vales para que se lleven a sus hijos a las escuelas privadas”, dijo.

A preguntas de la senadora Migdalia Padilla, sobre si la meta era que todas las escuelas del sistema pudieran convertirse en “charter schools”, Keleher señaló que las escuelas alianzas “son escuelas públicas del estado, administradas por entidades sin fines de lucro, universidades, municipios y grupos de padres o maestros con el fin de ofrecer una educación de excelencia evidenciada mediante resultados específicos acordados entre ambos en una “carta constitutiva” o contrato”.

Además, dijo que existen otras razones por las cuales las escuelas chárter “son positivas” para la educación y destacó que el elemento de competencia beneficia al estudiante en la medida que las escuelas busquen mejorar sus ofrecimientos para ser más atractiva a los padres.

En cuanto a los maestros y otro personal docente, Keleher aseguró que la propuesta especifica la forma y manera en que los maestros del sistema público tradicional puedan escoger participar de las también llamadas “Escuelas Alianza”.

“Necesito, en este momento ser enfática y aclarar tajantemente una falacia que se está repitiendo en diversos foros: ningún maestro está obligado a moverse a una Escuela Alianza. Esta transición es una totalmente voluntaria. Aquellos maestros que escojan darle una oportunidad al modelo de escuelas alianza se les concederá una licencia  sin sueldo de hasta dos años para que puedan participar del programa. Al final de los dos años, el maestro determina si quiere regresar al sistema tradicional o si prefiere continuar en este modelo. Ningún maestro que escoja participar de este modelo perderá su retiro o aportaciones”, indicó.

Keleher insistió en que no pretende desmantelar el sistema público. “La idea no es desmantelar el sistema sino fortalecerlo”,  dijo.

Explicó que una “escuela chárter” debe ser una que provea una experiencia educativa, que reconozca las necesidades de cada niño y responda a ellas. Los programas charter, según dijo, van a estar alineados para que unas escuelas no sean más beneficiadas que otras.

A preguntas de la senadora Padilla sobre si los directores también recibirían un aumento salarial, Keleher confirmó que el aumento salarial de $1,500 anuales solo será para los maestros y a los directores les concederán bonificaciones de acuerdo a los resultados de la evaluación que le realizarán anualmente.

En la vista salió a relucir que hace 10 años había 634,000 estudiantes y 38,000 maestros. Actualmente hay cerca de 300,000 estudiantes y 31,000 maestros.

El senador Nazario Quiñones advirtió que el Proyecto del Senado 825 de Reforma Educativa ya contempla 224 enmiendas.