La crisis y la Radiografía del Consumidor 2017

 

En columnas pasadas he planteado los efectos que tienen las crisis económicas en la conducta de los consumidores. Diferentes estudiosos han planteado cómo el consumidor se torna más frugal, racional, midiendo las consecuencias de sus compras y el uso de su dinero.

Las investigaciones realizadas sobre el tema coinciden en que las empresas se enfrentan a un consumidor que evita gastar y cambia sus prioridades y preferencias.

El criterio principal para escoger una marca o realizar una compra es el precio. Utiliza menos el automóvil, para no gastar en gasolina y pasa más tiempo en la casa para “no quedarse sin dinero”. 

Estos datos coinciden con la realidad del mercado puertorriqueño. 

El estudio conocido como Radiografía del Consumidor Puertorriqueño que ha comisionado por los últimos 25 años la Cámara de Mercadeo de Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), es el referente más importante que tenemos en la Isla para analizar los cambios que se observan en el mercado boricua.

La investigación utiliza una muestra de 1,350 consumidores. Hace unos días se dio a conocer un adelanto de lo que será la presentación de la investigación completa que ha conducido la firma IPSOS.

Deseo comentar algunos puntos presentados que fueron resaltado. En primer lugar, señalaron que el 75% de los consumidores contestó que utiliza los cupones.

En segundo lugar, indicaron que el 29 % de las personas está comprando solamente lo necesario en el supermercado, contrario al 6 % que dijo que así lo hacía en la encuesta del 2016.

La lista que llevan al supermercado la pueden cambiar si hay productos en especial.

Estos datos revelados coinciden con lo encontrado por Booz & Co (2008) y Mc Kinsey &Company (2010), firmas de investigación y estudiosos como Stefura (2010), Voinea & Fillip (2011); que muestran a un consumidor más determinado a ahorrar para enfrentar la crisis económica.

En tercer lugar, el supermercado es el lugar preferido para ir a comprar disminuyendo las compras de comida en las farmacias.

La cantidad de dinero asignado para la compra ha aumentado, pero se adquieren pequeñas cantidades y se visita el supermercado más veces al mes.

Con respecto a este dato, vale la pena destacar que el aumento de dinero presupuestado para las compras puede explicarse porque un 31% de los puertorriqueños está llevando almuerzo al trabajo y según Radiografía 2017 “cada vez son menos los que toman la decisión de comer fuera de la casa”.

Además, este dato tiene mucho peso para los manufactureros y distribuidores ya que el supermercado cobra mayor relevancia para la promoción ‘in store’ de productos. Así como también para los ‘fast foods’ y los restaurantes medios que deben desarrollar estrategias más agresivas y novedosas para atraer público a los establecimientos, que cuando los visita, según Ramón Leal, presidente de la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (Asore) prefieren consumir lo que esté en especial disminuyendo el gasto promedio por visita.   

Seguiremos pendiente a los resultados del estudio. …

En la Universidad de Puerto Rico en Ponce se desarrollará el próximo año una investigación sobre el consumidor puertorriqueño ante la crisis económica.

Si deseas más información puedes comunicarte a: empresasymercados@gmail.com ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.