Lentas las ventas para el regreso a clases

Por Angelique Fragoso Quiñones

angelique.fragoso@esnoticiapr.com

 

Las ventas de materiales para el regreso a clases sin tener que pagar el Impuesto de Ventas y Uso (IVU) al parecer se quedaron cortas a lo vivido años anteriores, según comerciantes y consumidores de la región sur.

Consumidores que han participado de esta venta por varios años, al igual que comerciantes del centro urbano de Ponce, destacaron que este año fue poco concurrido, algo que atribuyeron en gran medida a la crisis fiscal que enfrenta el Municipio y el País en general.

“En una hora hubo bastante movimiento, pero en comparación a otros años ha sido un poco suave la situación”, testificó Anthony Ruiz, empleado de la tienda Faris Fashion, donde la demanda principal en esta temporada son los uniformes.

“Nunca lo aprovechaba y ahora aprovecho (el no tener que pagar el 11.5% del IVU)”, indicó Jannette Sáez, una de los consumidores que a diferencia de otros años decidieron sacarle provecho al descuento.

Ruiz señaló que esta vez recibió más clientes que decidieron comprar solo aquellas piezas del uniforme que están deterioradas. “Algunos vienen por uniformes completos y otros solo por piezas sueltas, entiéndase faldas, chalecos o camisas”, mencionó.

Una situación en las ventas de regreso a clases es que hay ciertas escuelas, en su mayoría privadas, que asignan un único lugar para la venta de sus uniformes.

“Los uniformes los venden solo aquí”, indicó Dania Muñiz, residente de Yauco y una de las muchas personas provenientes de pueblos del sur que tuvo que acudir a Casa López, en el centro urbano de Ponce, por ser el único lugar donde está disponible el uniforme de la escuela de sus hijos.

 

Buscan más por menos

Una de las tendencias en las compras de regreso a clases fue que los consumidores separaron los uniformes o artículos escolares tan pronto se enteraron de la fecha para las compras sin IVU para luego saldarlos el 14 o 15 de julio, días en los que no se cobraría el IVU a determinados artículos escolares.

“Separé camisas escolares, por saldarlo hoy me los dan sin IVU”, dijo María Galarza, residente de Ponce quien hizo la fila -desde temprano- el primer día de la venta especial de regreso a clases.

Otra tendencia este año fue que los consumidores se limitaron a comprar lo que necesitaban y excluyeron artículos de marca y diseños de selección.

Así lo atestiguó una de las comerciantes de la tienda Humberto Vidal, quien prefirió no ser identificada. “No se ha visto un ‘boom’ como otros años, por la crisis, ahora se están limitando al bulto, la lonchera y la cartuchera, y si todo viene incluido con el bulto, ese es el que se llevan “, describió.

Añadió que el cobro de las bolsas plásticas fue un factor que limitó la compra de artículos escolares, esto porque el consumidor aún no se acopla al cambio y se reúsa a pagar por un servicio que antes recibía gratis.

“Si no se traen un bolso de su casa o uno que le dieron en otra tienda, prefieren llevárselo en la mano”, afirmó la comerciante.

 

Procuran economizar en marcas

Algunos consumidores, con tal de ahorrar, optaron por buscar artículos más económicos que fueran bastante parecidos -en calidad- a las marcas originales.

“Estaba buscando unos pantalones ‘Dickie’, pero conseguí unos parecidos y a buen precio”, dijo Jannette Sáez sobre uno de los ajustes que realizó para economizar en la compra de regreso a clases.

No obstante, hubo consumidores que dijeron haber ido a las ventas sin IVU para pagar menos por las marcas de su preferencia.

Este el caso de Dania Muñiz quien, luego de su compra de uniformes en un comercio del centro urbano, iría a un centro comercial a comprar un bulto de la marca que le gusta a su hijo.