Lucha por obtener un empleo y superar barreras

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – Carylis Velázquez Mangual habla tres idiomas: español, inglés y francés. Completó un bachillerato en administración de empresas con una concentración en turismo y una segunda concentración en lenguas extranjeras, especializado en francés.

Carylis Velázquez Mangual

Carylis lleva poco más de dos años buscando empleo. Asegura que su vía crucis en esa gesta obedece a que tiene osteogénesis imperfecta, una condición que le impidió que sus huesos crecieran. Su peso apenas alcanza las 40 libras. Usa silla de ruedas todo el tiempo.

El sueño de esta joven, con 29 años recién cumplidos, es conseguir un empleo. La joven nunca ha tenido un trabajo con excepción a los centros de prácticas de sus estudios universitarios, lamentó.

“Acepto trabajar en cualquiera de las dos profesiones. En donde me ofrezcan la oportunidad, ahí voy a esforzarme. No me voy a cerrar a que estudie tal cosa y debe ser eso. Trabajo donde me abran las puertas”, dijo la joven cuyos huesos se fracturan con facilidad.

Carylis recién incursión en el maquillaje. Hace Facebook Live para demostrar su habilidad en el maquillaje y recomendar los productos que la mamá le compra. En las redes se identifica con una sirena, según explicó, porque las sirenas, al igual que ella, no caminan.

Los diplomas de altos honores, medallas y reconocimientos no le han valido en la búsqueda de un empleo. Incluso, narró que, en una ocasión, la Compañía de Turismo, le aseguró que la contrataría y hasta le mostró el escritorio en el que recibiría a los turistas que llegaran en cruceros.

Carylis se comunicó con la funcionaria días después de esa promesa de empleo, pero recibió la noticia de que habían contratado otra persona. Las esperanzas y sueño se desvaneció en un abrir y cerrar de ojos, relató. “Gracias a Dios que no alquilé el apartamento que (la funcionaria) me aconsejó que fuera buscando para que cuando comenzara a trabajar”, comentó.

Junto a Wilnelia Merced

Carylis, quien vivió un mes en Francia donde mejoró el dominio del idioma francés, explicó que como le gustaba el maquillaje decidió hace un tiempo mejorar sus conocimientos para ver si de esa forma podía generar unos ingresos. Comenzó a maquillar viendo vídeos en YouTube.

Más tarde, tomó un curso en un instituto  y refinó lo que había aprendido y todo lo relacionado con el cuidado de la piel. Indicó que tiene varias clientas y que  lo más difícil para maquillar fue buscar la posición más cómoda tanto para su clienta como para ella.

No obstante, en las grabaciones ha sido motivo de burlas, reconoció. Narró que estuvo aliada con otras personas que se dedican al maquillaje, pero tuvo que tomar la determinación de independizarse. “En los blogs ajenos permiten las burlas, las cosas ofensivas”, comentó.

Carylis no negó que en las redes sociales si ha encontrado personas que le hacen críticas. También lucha contra las personas que siguen las maquillistas que regalan productos y compañías que envían productos a las maquilladoras para que los promocione.

“Lo que quiero es conseguir un trabajo. Abrir la mente a los empleadores para que, a las personas con condición, le den la oportunidad y que quiten ese estigma de que porque estamos en silla de rueda no podemos hacer el trabajo. Que nos den la oportunidad”, pidió.

Carylis nació con la condición osteogenesis imperfecta, conocida como huesos de cristal.