“María nos ha enseñado que hay que hacer las cosas bien”

Sector Islote, en el barrio Playita Cortada, en Santa Isabel. Foto: Tony Zayas

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

SANTA ISABEL – El planificador José Rivera Santana recomendó aprovechar la ocasión para reubicar las viviendas afectadas por el paso del huracán María en zonas seguras, pero con la debida incorporación de las familias afectadas en ese proceso.

“Son zonas que, con el huracán María, ha quedado demostrado que son de alto riesgo, están a riesgo de la marejada ciclónica. Lo que no se llevó el viento se lo llevó la ola”, dijo Rivera Santana.

Explicó que en estos lugares no se debe urbanizar, construir o realizar actividades donde la vida pudiera estar en riesgo. “Esas áreas hay que tenerlas libres”, subrayó.

Rivera Santana destacó que en muchas ocasiones se trata de lugares donde el Gobierno ha dado títulos de propiedad y ha propiciado o permitido desarrollo sin tomar en cuenta las consecuencias que eso acarrea tanto para vidas humanas como propiedades.

Los residentes esperan por ayuda de FEMA para reconstruir sus casas. Foto: Tony Zayas

“Parte del problema es que tenemos unas leyes, unos reglamentos, unas normas y no las respetan, el mismo Gobierno no las respeta”, indicó. “Lo más importantes es que esto no se repita”, dijo.

“Si las agencias que tienen a su cargo la planificación del país incumplen su responsabilidad, cada cual construye donde le da la gana”, señaló el Planificador.

“María nos ha enseñado que hay que hacer las cosas bien. No se puede jugar con la marejada ciclónica, no podemos jugar con un huracán”, dijo antes de señalar que un ejemplo de esto es que el área propuesta para construir la incineradora, en Arecibo, la cual quedó bajo agua con el huracán María.

Rivera Santana recordó que un estudio de hace 15 años reveló que en Puerto Rico había 175,000 familias viviendo en zonas inundables.

El cambio climático, enfatizó, tiene que estar en el centro de la discusión de la política pública. “El cambio climático nos va a decir que María se va a repetir con más frecuencia”, alertó el Planificador  antes de enfatizar que el cambio en los glaciares no es un problema ajeno a Puerto Rico.

“Los pronósticos son dispares, pero todos apuntan a que va aumentar el nivel del mar. Aquí no hay duda de que el nivel del mar va a aumentar. Lo que no existe es una precisión de cuánto será”, dijo.

“En el caso nuestro, eso tiene una consecuencia devastadora”, subrayó antes de insistir que el Gobierno debe tomar esto en cuenta durante el proceso de recuperación del País tras el paso del huracán María.