Municipio reciben menos dinero en remesas

Por Jaqueline Del Toro Cordero

jaquelinedeltoro@esnoticiapr.com

 

Los municipios no recibieron -en enero- la cantidad de dinero en remesas que anticipaban del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) por lo que deberán hacer ajustes para seguir operando.

Los recaudos en contribuciones mueble e inmueble durante los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2017 no fueron los esperados o casi fueron nulos.

Reinaldo Paniagua Latimer, director ejecutivo del CRIM, explicó que tras el paso de los huracanes Irma y María el recaudo en esas contribuciones,  así como los ingresos provienen de la Lotería, estos últimos estiman serán unos $19 millones menos de lo proyectado, no alcanzaron las cifras estimadas por lo que los ayuntamientos tendrán que enmendar los presupuestos del 2017-18.

La situación se complica porque el dinero de las remesas, ese que no recibieron, es el que los municipios utilizan para sus gastos operacionales, entre ellos, el pago de nómina. Paniagua Latimer estimó en 30 los municipios que operan con reducción de jornada y no descartó que con estos recortes incremente esa cifra.

La cantidad de dinero que los municipios no recibieron en remesas representa aproximadamente un 20% de los estimado, señaló Paniagua Latimer.

La situación “afecta a todos los municipios no importa el tamaño. El dinero que se remesa a los municipios, que es en base a los recaudos, puede crear un disloque en las finanzas municipales”, reconoció Paniagua Latimer.

Los alcaldes de la región sur no escondieron su malestar con este recorte, que le anunciaron hace apenas unos días.

El alcalde de Adjuntas, Jaime Barlucea Maldonado, describió la reducción como “un golpe dramático” a las finanzas de los municipios.

Explicó que de $390 mil que debe recibir mensualmente, ahora recibirá $90,000 menos, o sea, casi una cuarta parte.

“Es un golpe dramático porque es el fondo recurrente con el que pagamos nómina, diésel, la aportación al plan de salud. Y ante todo eso, lo primero que hacemos es pagar la nómina”, indicó Barlucea, quien aseguró que no recortará la jornada de trabajo ni despedirá personal.

Mientras, la alcaldesa de Salinas, Karilyn Bonilla Colón, catalogó como “injusta e irresponsable”, la decisión del CRIM. El recorte  en Salinas asciende a $480 mil de un presupuesto que ya había bajado a $9.2 millones para el año fiscal 2017-2018.

“Parece mentira que habiendo demostrado que los municipios somos la primera respuesta ante una emergencia y somos más eficientes que el Gobierno Central en el manejo y prestación de servicios, en vez de darnos recursos nos sigan atropellando”, expresó.

“Esto, sumado al recorte ya efectuado por el Gobierno central y la merma en recaudos tras el paso del huracán, pone a los municipios en una situación precaria”, subrayó la Alcaldesa.

Bonilla Colón denunció que “la agenda de seguir quitándonos recursos tendrá un efecto adverso en nuestros pueblos, ya que somos los que día a día damos los servicios esenciales”. Entre las medidas adoptadas, el Municipio continuará con el control de gastos, establecerá un “task force” para mejorar la captación de recaudos y el cobro de deudas, y comenzará un proceso para la venta de activos en desuso, entre otras propuestas, según detalló.

La razón para esta situación es que las remesas disminuyeron entre septiembre y diciembre, a raíz del paso del huracán María y su impacto en los recaudos, ya que no hubo la captación regular.

 

Golpe “fulminante”

Entretanto, el recorte en las remesas representa “un golpe fulminante a las arcas de un municipio pequeño” como Villalba, señaló el alcalde Luis J. Hernández Ortiz, quien explicó que esa decisión representa $110,000 mensuales menos en un presupuesto de $620,000 al mes.

“Es un reto, porque no se nos notificó; es de ahora para ahora”, lamentó el ejecutivo municipal, quien recordó que ellos son quienes primero están presente para resolver los problemas de la ciudadanía. Hernández añadió que esperaba una reducción para el nuevo año fiscal debido a la disminución en las ventas de este año, pero no en este momento.

“Se esperaba que se reflejara el próximo año. Lo que estamos recibiendo este año corresponde a ingresos del año pasado. Le pedimos a la Junta del CRIM que nos explique, porque de esta manera no podemos hacer proyecciones”, sostuvo.

 

Agrava la situación en Ponce

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, se prepara para someter a la Legislatura Municipal un proyecto para la revisión del presupuesto.

Explicó que el presupuesto aprobado para el año fiscal 2017-2018 asciende a $82,733,960, pero dada la reducción más reciente en las remesas del CRIM, tendrá que someter un proyecto de revisión del presupuesto que le reduciría $1,954,330.

La reducción de las remesas del CRIM en Ponce -para el año fiscal 2017-2018- asciende a $8,128,545, según los datos proporcionados, informó Meléndez Altieri en declaraciones escritas. Esa reducción la desglosaron en:

– año fiscal 2016-2017 – $32,605,301

– año fiscal 2017-2018 – $24,103,415 (proyectada al 30 de junio de 2018)

Meléndez Altieri señaló que la reducción  para el presente año fiscal “afecta el cumplimiento con los acuerdos de pago que ya habíamos formalizado con agencias del Gobierno y con proveedores, así como el pago de los seguros, los cuales se descontaban de las remesas del CRIM”.

Entre esos acuerdos, explicó, está uno con la compañía Consolidated Waste, para el recogido de desperdicios sólidos; con la Administración del Sistema de Retiro, el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados.

Meléndez Altieri señaló que esta situación también afecta el flujo de caja del Municipio, lo que dificulta y retrasa el pago de deudas con suplidores, empleados y agencias gubernamentales, así como la obtención de bienes y servicios.

 

Yauco pierde $60 mil mensuales

El Pueblo de Café no está exento del recorte en las remesas, que en su caso, representa el 30 por ciento del presupuesto, especificó el alcalde, Ángel Luis Torres Ortiz.

El municipio de Yauco, según indicó, tiene gastos recurrentes que suman $360 mil mensuales, incluyendo la nómina, son necesarios los $283 mil que recibían de las remesas y los $150 mil mensuales del Impuesto sobre las Ventas y Uso (IVU).

Explicó que con el recorte, las remesas se redujeron a $60 mil mensuales, luego de los descuentos por concepto de deudas y acuerdos de pago con las agencias, que actualmente también se restan antes de realizar el desembolso al Municipio.

“Si eso sucede, sería $2.2 millones menos en el presupuesto para el próximo año fiscal. Ya había recibido un impacto de $1.3 millones en el presupuesto corriente”, explicó Torres.

 

¿Qué son las remesas?

Las remesas provienen principalmente del cobro de los impuestos sobre la propiedad inmueble  (casas, edificios) en los municipios y que recibe el CRIM para luego desembolsarlos a los ayuntamientos.