Municipios piden fondos directos no préstamos

Carlos Molina, presidente de la Federación de Alcaldes (corbata azul) junto al homólogo de la Asociacion, Rolando Ortiz (corbata roja).

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

Los alcaldes azules y rojos estuvieron de acuerdo en rechazar un proyecto de ley que pondría a disposición de los ayuntamientos $100 millones para que puedan tomar dinero prestado y propusieron que esos fondos les sean asignados sin tener que devolverlos.

Además, plantearon que el dinero debe ser distribuido tomando consideraciones los niveles de pobrezas y el impacto de los huracanes y no como lo propone el Proyecto del Senado 822, radicado por la Fortaleza, el cual criticaron por establecer un proceso burocrático, fuera de la realidad y utilizar métricas “inadecuadas”.

Las expresiones las hicieron durante una vista pública en la que el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, les dio la razón.

“Si hay identificados $100 millones se deben distribuir tomando como criterio, población, nivel de pobreza y el impacto de los huracanes en los municipios. Desde el principio identificarlo, determinar la cantidad que toca a cada municipio y enviar el dinero. Esa es mi opinión”, subrayó Rivera Schatz, quien dijo que la identificación de fondos debe ser de forma directa y uniforme con los 78 municipios por lo que no descartó presentar un Proyecto sustitutivo que pudiese ser aprobado la semana próxima.

El presidente de la Asociación de los Alcaldes, Rolando Ortiz, dijo que la legislación la deben aprobar con criterios “que sean menos burocráticos” y ser equitativos aun tomando en consideración la aprobación del préstamo federal “Community Disaster Loans” (CDL). También, sugirió establecer una fórmula basada en población y daños reportados a la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

“La situación es crítica y no se debe recibir una ayuda basada en proyecciones de dinero dejadas de recibir”, dijo el también Alcalde de Cayey.

Por su parte, Carlos Molina, presidente de la Federación de Alcaldes, señaló que los municipios necesitan el dinero inmediatamente y se debe distribuir de forma equitativa porque “no tienen para pagar nómina”.

En el caso de Arecibo, municipio del cual es alcalde, explicó que antes de los huracanes recibían $275 mil mensuales del IVU y al día de hoy no llegan a $150 mil. Asimismo, recibían de las remesas del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) de $500 mil a $600 mil, pero actualmente llegan a $300 mil. Eso te pone en la decisión ¿a quién le pago primero?”, preguntó.

“Yo le digo que sí a los municipios. El que le quiera decir que no que se lo diga. Yo no le quiero poner trabas a los municipios. El que se las quiera poner que se las ponga. A mi me van a juzgar por lo que yo haga no por lo que yo tema. Tan sencillo como eso. La JSF puede hacer y decir lo que quiera y a mí no me importa. Ninguno de ellos han tenido la experiencia que han tenido todos los alcaldes y alcaldesas y legisladores de ir a ver la necesidad urgente de la gente que se quedó sin energía, sin agua, sin casa, sin ropa, sin medicamentos y sin esperanza”.

Thomas Rivera Schatz – Presidente del Senado

 

Proponen un $1 millón para cada municipio 

Presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz.

Ante el reclamo de ambos alcaldes y de otros que participaron de la audiencia pública, Rivera Schatz dijo que como parte de su propuesta evalúa distribuir equitativamente $1 millón por cada municipio para totalizar $78 millones y así ahorrarle al Estado $22 millones.

Rivera Schatz reconoció que los gastos de los municipios son de más de $1 millón, pero que esta ayuda sería inmediata y directa y se evitaría la burocracia estatal que propone la Rama Ejecutiva mediante préstamos.

“Un préstamo es a ver si te lo dan después que (el municipio) recibió todas las remesas, fondos federales y (al demostrar) que no tiene otra opción, entonces le darían el préstamo”, señaló el presidente del Senado.

Mientras, el alcalde de Camuy, Edwin García Feliciano, dijo que la urgencia es para atenderla con prontitud y “no dentro de tres a cuatro meses” (en alusión al tiempo que puede tardar la aprobación del préstamo). A estas palabras se unió el alcalde de Maunabo, Jorge Márquez Pérez, al argumentar que si la ayuda tarda meses no sería una ayuda sino “un ejercicio de financiamiento”.

Por su parte, el senador Carlos Rodríguez Mateo, quien fue alcalde, adelantó que si la medida se lleva a votación tal y como está redactada le votará en contra. “El Proyecto, tal y como está redactado, tiene mi voto en contra”, afirmó.

El PS 822 propone otorgarle préstamos a los municipios, dinero que provendría del Gobierno central con hasta un máximo de hasta $5 millones por municipio elegible, hasta totalizar $100 millones del presupuesto vigente.

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) serán los entes encargados de determinar las partidas presupuestarias de las cuales provendrá el capital para los préstamos.