Necesario detener la emigración tras huracán

Por CyberNews

 

La permanencia de los puertorriqueños en la isla es importante para las labores de recuperación tras el devastador impacto del huracán María, según el secretario del Departamento de Estado, Luis Gerardo Rivera Marín.

“Necesitamos a todos los puertorriqueños para que trabajen para recuperar. Si no están nuestros carpinteros, si no están nuestros albañiles, si no están nuestras enfermeras, se nos hace más difícil. El llamado es a que como la mayoría, que nos estamos quedando aquí para echar a Puerto Rico hacia adelante”, dijo Rivera Marín en una breve entrevista con CyberNews.

Informes de prensa indican que más de 58 mil personas han llegado al estado de Florida luego del impacto del fenómeno atmosférico el pasado 20 de septiembre.

El gobernador de Florida, Rick Scott, aseguró que se le ha estado ofreciendo asistencia a cerca de 10,000 familias boricuas que han llegado a través de los diversos puertos y aeropuertos que tiene ese estado. Asimismo, se informó que las escuelas de la Florida han recibido más de 2,000 estudiantes extranjeros y que los jóvenes que se han matriculado en las universidades de ese estado podrán pagar los costos de matrícula como estudiantes locales.

No obstante, el gobierno de Puerto Rico no tiene una cifra precisa. Mientras, el gobernador, Ricardo Rosselló Nevares estimó el miércoles en cerca de 3,700 y 3,800 los estudiantes del sistema público de enseñanza que habrían abandonado la Isla.

“Realmente las personas siempre tienen la opción (de irse) y eso siempre ocurre. En Katrina se movían a otros estados. Nosotros nos tenemos que montar en un avión y yo he visto como se van a casa de sus familiares en Orlando. Así que esos números los vamos a estar viendo. Lo importante es que para muchos el plan es irse en lo que regresa la luz. Lo importante es que regresen”, agregó Rivera Marín.

A los fines de detener el éxodo de boricuas, el Gobernador ha insistido en la necesidad de que el Congreso de Estados Unidos apruebe las medidas de alivio inmediato para la Isla, así como otras medidas que ayudarían en el proceso de recuperación a largo plazo.

De hecho, el ejecutivo viajó a Washington, DC, para darle seguimiento en el Congreso y la Casa Blanca a las medidas ya aprobadas en la Cámara federal y que ahora pasan a la consideración del Senado federal. Estas medidas incluyen $4,900 millones para liquidez por medio de los Community Disaster Loans, además de $1,200 millones para el Programa de Asistencia Nutricional (PAN).

Además, solicitará entre $4,200 a $4,600 millones en otros programas federales para un alivio a corto plazo dirigido a sectores como los comercios y por un paquete a largo plazo para reparar los cientos de millones en pérdidas que sufrió Puerto Rico.