Ni uno ni dos son más los nacidos en Cardona

Por Eduardo Questell Rodríguez

Arqueólogo, geólogo e historiador

Fotos: Lorenzo Delgado Torres

 

PONCE – El que existiera un islote o cayo en la entrada del puerto de Ponce tiene que haber sido de general conocimiento de los pobladores de la costa sur de Puerto Rico desde los primeros tiempos de la colonización.

Aunque es un islote pequeño (unos 240 metros de largo por 150 de ancho), que se ubica a sólo 2.8 kilómetros al sur-suroeste del antiguo puerto (Puerto Viejo) de la Ciudad Señorial, realmente domina la entrada de dicho puerto; se puede ver desde cualquier lugar en la bahía de Ponce.

Apareció por primera vez con el nombre de “Cardona”, en 1842, hasta que le cambiaron el nombre en el año 2002 a cayo Sor Isolina Ferré.

En un plano denominado “del gobernador D. Miguel de Muesas”, fechado 1769, localizamos una isla en la entrada de la bahía de Ponce, pero con el nombre de “Caja de Muertos”.

El plano sin duda indujo a error a los historiadores o investigadores y cartógrafos desde tal fecha en adelante en el indicado siglo y parte del siguiente, porque encontramos que dos subsiguientes mapas que ilustran a Puerto Rico: el de Juan de Surville (1775) y el de Tomás López (1791), muestran a una isla en el puerto de Ponce con la misma denominación de “Caja de Muertos” y el historiador Fray Agustín Iñigo Abbad y Lasierra (1782) y el investigador André Pierre Ledrú (1797), en sus descripciones de la bahía o golfo de Ponce, señalaban que una isla localizada en su frente se llamaba “Caja de Muertos”.

No obstante, para el año 1842, cuando se publica por la Dirección Hidrográfica en Madrid el llamado “mapa de André García Camba”, en este se ubica correctamente el islote Cardona en la entrada del puerto de Ponce y la isla de Caja de Muertos en su localización verdadera al sur de la desembocadura del río Jacaguas.

La realidad es que el islote o cayo frente al Puerto de Ponce estuvo deshabitado durante gran parte de su historia, tan solo visitado ocasionalmente por pescadores, y no se le vino a dar uso (como Lazareto) por el gobierno español por lo menos hasta mediados de la década del 30 del siglo XIX.

Ya en el siglo XX, encontramos que para el 1910 residían 6 personas en dicha isla: el torrero, Luciano Arturo Atilano Castro y Pou; su esposa, Ana Lund y López de Medrano; su hijos: Arturo Silvestre Castro y Lund, quien nació en San Juan; Rafael Luis Castro y Lund, quien nació en la isla de Cardona, el 24 de octubre de 1903; Oscar Fernando Castro Lund, quien también nació en Cardona, el 30 de mayo de 1906; y Eva Esther, quien de igual forma vino al mundo en Cardona, el 20 de mayo de 1909. Carlos Alberto Castro Lund, el conocido “Tito” Castro, también era hijo de dicho torrero, pero no nació en dicha isla.

Para la fecha del censo del 1920 ya no vivía nadie en Cayo Cardona, que volvió a ser un islote solitario por muchas décadas.

En el año 1980, cuando se organizó el llamado ‘Cruce a nado de la Bahía de Ponce’, hoy convertido en un evento internacional, se incluyó al islote Cardona como punto de partida y dejó de ser un cayo solitario. El 22 de mayo de 2001 se nombró al “Cayo Cardona, al oeste de Punta Carenero”, como ‘Cayo Sor Isolina Ferré’. La Ley Núm. 36 del 19 de febrero de 2002 oficializó dicho cambio de nombre. Como podemos ver, por lo menos una vez al año el Cayo Cardona no es un islote solitario.

 

Cayo Sor Isolina Ferré (Cardona)