“No hay tal cosa como epidemia, no habido brote”

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – La Coalición de Salud del Sur de Puerto Rico informó a la ciudadanía que en esta región no hay ningún brote o enfermedad producto del paso del huracán María por lo que deben estar tranquilos.

“En el área médica no hay tal cosa como epidemia, no habido brote”, aseguró el médico Armando Collazo, líder de operaciones de la Coalición, organismo que agrupa los hospitales de 16 municipios de la región de Ponce.

La información fue durante una conferencia de prensa en la que explicaron cómo los hospitales de la región han estado coordinando los trabajos tras el paso del huracán María.

Sobre el caso de leptospirosis que se informó en Peñuelas, señalaron que se trata de una enfermedad de la que anualmente se reportan pacientes. También trascendió que no han tenido un alza en casos de conjuntivitis ni gastroenteritis.

Una funcionaria del Departamento de Salud (DS) que acudió a la conferencia de prensa dijo desconocer la cifra de muertes reportadas en la región sur por causa del huracán María. También era desconocida la cifra de personas que han tenido problemas mentales a causa de este desastre natural.

Los médicos coincidieron en que su mayor preocupación no es uno o dos casos de leptospirosis si no que tienen la mira puesta en los cuidados preventivos a pacientes de diabetes o asma, dos enfermedades con alto número de casos en la región sur por lo que buscan evitar que el cuadro de salud de esos pacientes se complique y eventualmente requieran hospitalización.

Este grupo de galenos, junto a otros profesionales de la salud de la región y que han llegado a dar ayuda desde los Estados Unidos u otros países, se ha reunido a diario, junto con personal del Departamento de Salud, para identificar situaciones y anticipar alternativas para atenderlas como la requisición de zapatos para todos los pacientes de diabetes.

Collazo explicó que esos zapatos deben proteger el pie diabético de un golpe, una posible gangrena y tal vez una amputación que complique el cuadro clínico de un paciente con problemas de circulación y diabetes. Asimismo, indicó que también ordenaron entregar medicamentos para 30 días a los pacientes asmáticos.

El galeno explicó que los esfuerzos de ese grupo de trabajo están coordinados para buscar y ofrecer ayudas en áreas de prevención. También se informó que, en el área de prevención, el programa de Salud Ambiental trabaja con varios municipios en un plan de asperjar contra los mosquitos “lo antes posible”.

La Coalición, quien le pasado jueves se reunió con los alcaldes de la región sur, fue organizada ante el paso del huracán María con el fin de establecer un plan con miras de complementarse para atender las necesidades médicas de los residentes de esta región.

Uno de los objetivos del plan de trabajo de la Coalición va dirigido a “devolver las instituciones a su estado normal” durante un periodo de 45 días después del desastre, informó Allan Cintrón, director ejecutivo de Med Centro.

Otros médicos que participan de la Coalición y que estuvieron en la conferencia de prensa son: Pedro Benetti, director ejecutivo del Hospital San Cristóbal; Rafael Alvarado, director ejecutivo del Hospital Metropolitano Dr. Pila; Cruz Correa, director médico del Hospital Episcopal San Lucas; Pedro Benítez del Hospital Damas; Lilliam Rivera, de Ponce Health Sciences University y María Lago del Departamento de Salud.

 

Establecen hospital en el ‘Pachín’ Vicéns

Shelter ubicado en las instalaciones de la Ponce Health Sciences University. 

Un hospital ‘Medical Super Shelter’ (MSS), con capacidad para 100 camas, fue ubicado en las inmediaciones del auditorio Juan ‘Pachín’ Vicéns para atender pacientes que necesitan cuidados especializados, pero no requieren hospitalizaciones, entre ellos, personas de edad avanzada que utilizan ventilador.

“Es un hospital de transición. Atiende a pacientes que su condición esté estable, pero que requiera algún tratamiento”, indicó Cintrón. Los pacientes que estarán atendiendo en este MSS están en los refugios, son personas encamadas, que necesitan ventilador, requieren atención médica y no pueden regresar a su casa, según se explicó.

También pudiera acoger pacientes dado de altas, pero que no tienen una casa donde regresar y necesitarían algún cuidado médico, se explicó. El hospital también cuenta con cuatro camas para pacientes de obesidad mórbida que requieran alguna máquina que funciona con electricidad.

Las facilidades cuentan con un grupo de profesionales de salud, especializados en manejo de desastres, que llegaron de Estados Unidos y Latinoamérica. El hospital estaría en funcionamiento en los próximos días.

Collazo destacó que este centro de salud ofrecerá un servicio que integra la salud física y mental.

Todos los servicios que ofrezcan en este hospital son libres de costos. Uno de los requisitos para ser atendido es que el paciente lo acepte voluntariamente.