Ponce: microcosmos de la propuesta reducción de jornada

Por Angelique Fragoso Quiñones

angelique.fragoso@esnoticiapr.com

 

PONCE – La precaria situación en la que han vivido por los pasados tres años unos 900 empleados de este municipio podría replicarse en todo el país cuando entre en vigor -lo que podría ser tan pronto como este mes- la reducción de jornada de los empleados públicos.

Así lo advirtieron miembros de la Asociación de Empleados Municipales de Ponce, quienes en ocasiones han tenido que escoger entre comer o pagar sus deudas.

“Vivo con tres personas mayores que tienen varias condiciones de difícil manejo. Mi esposo no está en reducción y yo sí, pero me he visto en la situación de tener que decidir entre pagar la comida y pagar las deudas, obviamente prefiero pagar las deudas porque es como único puedo sobrellevar esta situación, no puedo permitir que mi crédito se dañe”, testificó Doralis Vázquez Martínez, secretaria financiera de la Asociación de Empleados Municipales de Ponce.

Advirtió que esto “es lo que va a pasar con los empleados del gobierno central. Primero le aprobaron una reforma donde le quitaron sus días de vacaciones, sus días de enfermedad, está peligrando el bono de Navidad y encima de eso, viene una reducción, no sé que van hacer cuando todo eso le caiga encima”.

A esto se le suma, según explicó la presidenta de la Asociación, Mayra Rivera Nazario, los millones de dólares que se dejarán de inyectar en la economía del País que ponen en jaque a muchos de los medianos y pequeños comerciantes.

En el caso de Ponce, explicó, se hablaba de un ahorro de $10 millones anuales con la reducción de jornada.  “Ese dinero no solamente salen del bolsillo del empleado, sino que dejan de entrar en el comercio. Tenemos un casco urbano que prácticamente se ha convertido en un pueblo fantasma, que sí, muchos visionarios están tratando de levantar, pero con lo que se levantaba era con el ingreso de los empleados municipales”, atestiguó Rivera Nazario sobre lo que entiende arropará el País dentro de unas semanas.

 

Ineficaz la reducción de jornada

La presidenta de la Asociación de Empleados Municipales de Ponce aseguró que “las reducciones de jornada no han demostrado que mejoran arcas en beneficio del pueblo y del empleado, solamente mejoran las arcas y los bolsillos de los amigos del alma, de los contratistas, esa es la realidad que se ha visto aquí en Ponce y que se verá en el Gobierno”.

Rivera Nazario explicó cómo esta situación ha trastocado no solo el bolsillo de los empleados municipales, sino también la salud y el bienestar de los niños y adultos mayores que dependen de ellos.

“Hay empleados que no solamente tienen su pareja y sus hijos que dependen de ellos, también tenemos empleados que a la misma vez sus padres dependen de esos ingresos, o sea que es un cuadro bastante desolador”, lament.

Vázquez Martínez añadió que son muchos los testimonios de compañeros de trabajo que han perdido sus casas, sus vehículos y que han tenido que gastar los ahorros que tenían para ayudar a sus hijos con la matrícula de la universidad, la transportación y el hospedaje.

En adición, dijo que la calidad de la vida familiar ha ido en detrimento. “Tengo compañeros que han tenido que cambiar su estilo de vida para que el costo para ellos y sus hijos disminuya, ya no hay salidas, no hay vacaciones, ya no hay Navidad, tienen segundo hasta tercer empleo para poder sostener las deudas”, dijo.

“En estos últimos años he enviado más de 200 resumés y no me han dado trabajo porque tengo maestría y estoy sobre cualificada”, denunció Vázquez Rivera sobre el castigo que reciben quienes se educan para servir mejor al País.

“Ha sido muy oneroso para los empleados municipales, que llevamos 8 o 9 años sufriendo las reducciones, que todas fueron paulatinas, pero el problema es que el primer año tú puedes hacer arreglos, el segundo año también, pero cuando han pasado los años y ya no hay formas de hacer arreglos y esa reducción sigue bajando y la luz sigue subiendo, el agua sigue subiendo, es muy difícil”, expresó.

 

Reducción: decisión concertada 

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, aseguró que el establecer una reducción de jornada laboral en Ponce fue una decisión concertada por los empleados municipales y que, además, fue tomada mediante un análisis profundo en busca de garantizar los servicios esenciales de seguridad, salud y bienestar social.

Alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri

“Pregunté en el cuatrienio pasado y le hicimos una encuesta a los empleados, ¿despedidos o reducción de jornada? Y ellos votaron por reducción de jornada”, recordó la Alcaldesa.

Meléndez Altieri insistió en que tomó “unas medidas proactivas que no afectaran obviamente el bolsillo del ciudadano ponceño porque yo estoy clara que tengo que establecer unas prioridades: seguridad, salud y bienestar social. Todo lo que sea de beneficio para el pueblo sin que lo afecte”.

A la instancia de si la situación que enfrentan los empleados municipales de Ponce puede ser un microcosmos de lo que sucederá en el resto del País con las reducción de jornada a nivel central respondió que eso le corresponde evaluarlo al Gobernador de Puerto Rico.

“Hice el análisis de Ponce, financiero, fiscal y económico, sé que el análisis de Ponce lo hice yo, a mí no me lo impuso nadie, a nivel central quien conoce, lo que pasa en el Gobierno y en las agencias estatales es el Gobernador, así que no es la Junta la que tiene que imponer, es el Gobernador el que tiene que dar un análisis”, expresó la Alcaldesa ponceña.

 

De mal en peor

La presidenta de la Asociación de Empleados Municipales de Ponce visó que el panorama del País es poco alentador y que, si no se hace nada al respecto, a corto plazo puede llegar el momento en que el puertorriqueño no tenga nada.

“Estamos viendo como están fallando los sistemas de energía eléctrica, estamos viendo como están fallando los sistemas de Acueductos y Alcantarillados, o sea volver prácticamente a principios del siglo 19, ahí entonces es que vamos a recurrir a las alternativas y puede ser demasiado tarde”, advirtió Rivera Nazario.

Explicó que hay alternativas a la crisis fiscal, pero que para implementarlas a corto plazo es necesaria la equidad, el sacrificio y el compromiso por igual de todos los sectores de la sociedad.

“Creemos firmemente en crear lazos, luchar juntos por salir de la crisis en la que nos encontramos en estos momento, independientemente quién la haya causado, es hora de levantarnos”, esperanzó la servidor público.