¿Qué es un médico internista?

Por María Valentín-Mari, MD

Director Graduate Medical Education

 

Con todas las transformaciones que han surgido en el campo de la salud y las nuevas tendencias de las aseguradoras, los pacientes se han encontrado con la tarea de buscar un médico en medicina interna.

Un internista es el médico que se especializa en Medicina Interna, una disciplina que se enfoca en el cuidado de los adultos enfatizando el uso de la mejor ciencia médica  para el cuido de los pacientes creando una relación médico-paciente.

Estos médicos están preparados para manejar el amplio espectro de enfermedades que afectan a los adultos y son reconocidos como expertos en diagnosticar, tratar enfermedades crónicas, prevenir enfermedades  y en cómo promover la salud. Su preparación los hace capaces de resolver situaciones donde diferentes enfermedades ocurren a la misma vez.

Un internista puede tener una práctica muy variada desde solo trabajar en su oficina hasta dedicarse al cuidado de pacientes intrahospitalariamente. Su meta es siempre alcanzar un cuidado de excelencia y comprensivo pero a su vez deber ser coordinado y continuo. En algunos casos pudiera ser  un proceso  longitudinal que pudiera durar décadas, ya que las enfermedades pueden resolverse o pueden crecer en número y complejidad.

Cuando un paciente es cuidado por tantos años éste valora la relación médico-paciente, y se crea una conexión donde se respeta la vida y se crea una visión de integración en todos los factores que afectan el bienestar del paciente. Uno de las áreas de más énfasis en los últimos años es el educar al paciente en relación a su enfermedad y ayudarlo a entender su condición para poder tomar las mejores decisiones. Hoy en día la cantidad de información médica disponible puede ser confusa, por eso es ideal discutir las metas y cuáles serían  los cambios en estilo de vida apropiados para cada paciente.

También se  ayuda a  educar a todo el equipo que trabaja con el paciente, como lo son las enfermeras y familiares. De esta forma, se desarrolla un plan de trabajo que como última meta tiene el bienestar del paciente.

El desarrollo de nuevos internistas en los programas de educación médica graduada de nuestro País tienen como prioridad el desarrollar médicos comprometidos con el deseo de innovar y mejorar el cuidado de los pacientes. Se enfatiza el desarrollo de la investigación, la comunicación efectiva y el ser líderes en el cuidado global del paciente.

La medicina evoluciona constantemente, de igual forma el ser humano, por tal razón debemos movernos a un mayor cuidado físico y mental. El tener un internista que coordine  nuestro cuidado, nos guie en nuestras decisiones y nos ayude a crear un equipo, es más vital que nunca.  Esta demanda hace que el internista mantenga su reto constante en búsqueda  del tratamiento correcto para cada una de las condiciones.

Columna del Hospital Episcopal San Lucas – Ponce 787-844-2080