¿Qué hago después del paso de un huracán?

 

Acabamos de pasar la experiencia del huracán Irma y definitivamente  nos deja un mal sabor.

Sabemos que un huracán es un evento que es monitoreado y se le anuncia al pueblo sobre la posibilidad de su paso para que las personas se preparen. Estos preparativos deben incluir todo lo concerniente al estado de salud de la persona. Debemos preguntarnos cuán preparados estamos para actuar correctamente luego del paso de un huracán.

¿Qué debemos tener en mente?

1. Manejo de condiciones actuales – Se supone que antes del paso del huracán, cada paciente verifique sus medicamentos y determine si tiene suplido suficiente para pasar los próximos días en caso de que la farmacia permanezca cerrada o que no haya acceso la misma.

En estos casos de emergencia, los planes médicos suelen hacer excepciones en su sistema para permitir repetir medicamentos un poco antes y de esa manera asegurar que los pacientes no se queden descubiertos.

Si tiene que desalojar su casa, ya sea para ir a un refugio o para quedarse con un familiar, recuerde llevar todos sus medicamentos. Preferiblemente, guárdelos en una bolsita plástica de cierre hermético. De esta manera, se asegurará de que se mantengan secos ante cualquier eventualidad.

2. Precauciones en refugios – Ante este tipo de evento atmosférico, muchas personas tienen que dejar su hogar para irse a un refugio. En estos lugares, es necesario mantener la higiene para evitar desarrollar enfermedades. En los refugios aumenta la posibilidad de presentar diarreas, problemas estomacales, catarros, etc. Por lo tanto, siempre lava tus manos luego de ir al baño o cambiar un pañal y antes de consumir algún alimento. Si no hay agua y jabón accesible, utiliza algún desinfectante a base de alcohol para limpiar tus manos.

3. Áreas inundadas – La piel es una barrera que tenemos para evitar que los microbios entren en contacto con el interior de nuestro cuerpo. Evita las áreas inundadas en la medida que sea posible, especialmente si tienes algún tipo de herida o lesión en la piel. No sabemos que contaminantes pueda haber en el agua y la herida podría infectarse.

4. En tu hogar – Recuerda limpiar y desinfectar todo lo que haya tenido contacto con sustancias externas.

5. Mantenga la calma – El estrés y la ansiedad pueden complicar condiciones como hipertensión y diabetes. Trata de mantener la calma. Distrae la mente leyendo un libro o jugando algún juego de mesa. Aunque en ocasiones puede ser difícil, esto ayuda a desviar la atención de lo que está pasando y a mantener a las personas tranquilas.

Finalmente, siempre debes hacer caso a las instrucciones que dan las autoridades luego del paso de un fenómeno atmosférico. De esta manera te mantendrás seguro y a salvo.

Si tienes dudas o preguntas puedes escribir a: estureceta@gmail.com Hasta la próxima.