¿Qué sabes sobre el eczema?

 

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y está en contacto constante con el ambiente que la rodea. Debido a esto, se puede ver afectada por problemas causados por hongos, por bacterias o por procesos alérgicos.  En ocasiones, puede ser confuso diferenciar la condición que está causando el problema que presentas.

Hoy te quiero hablar específicamente sobre el eczema. ¿Qué es? ¿Qué síntomas presenta? ¿Cómo puedes tratarlo? Si quieres conocer sobre el tema, sigue leyendo que abajo te indico.

Sobre 30 millones de personas en los Estados Unidos padecen de alguna forma de eczema. El eczema es una condición en la cual la piel presenta parchos con enrojecimiento, inflamación, picor, sarpullido y textura áspera o escamosa.

Estos parchos tienden a localizarse en ciertas áreas. Es común que se presente durante la infancia, pero puede ocurrir por primera vez en la etapa adulta. Afortunadamente, no es una enfermedad contagiosa, pero sí puede haber una predisposición genética.

Según la “American Academy of Allergy, Asthma and Immunology’, cuando el eczema se presenta en bebés y niños, el sarpullido suele presentarse en las mejillas, cabeza, detrás de los codos y las rodillas.

Si ya eres joven o adulto, lo común será que el sarpullido aparezca en las manos y pies.

 

Tipos de eczemas:  

1. dermatitis atópica

2. dermatitis seborreica

3. dermatitis de contacto irritante

4. dermatitis de contacto alérgica

 

Etapas:

1. Enrojecimiento e inflamación del área.

2. Aparición de pequeñas ampollas o sarpullido y picor.

3. Rompimiento de las ampollas que liberaran el líquido transparente que llevan dentro.

4. Formación de una cubierta costrosa al secarse las ampollas.  

 

Recomendaciones: 

1. Evita tener contacto con sustancias irritantes.

2. Utiliza guantes al realizar tareas en el hogar.

3. Evita usar ropa con telas ásperas.

4. Trata de mantener un ambiente húmedo en el hogar.

5. Utiliza productos como la hidrocortisona solo en la fase en que haya inflamación del área afectada.

6. Al bañarte, no uses agua caliente. Usa agua fría o tibia y utiliza un jabón suave e hidratante. 

7. Evita lavar excesivamente las áreas del cuerpo en donde este localizado el eczema.

8. No frotes la piel con la toalla. Acostúmbrate a secarte dando golpes suaves sobre la piel.

9. Inmediatamente luego de haberte bañado o lavado un área de la piel, hidrátala con una crema o ungüento.

10. Selecciona cremas o ungüentos hidratantes y evita las lociones. 

11. Busca los productos que tengan el logo que diga “National Eczema Association” ya que ayudarán a mantener la humedad en la piel adecuadamente. 

No olvides que esto es información general para que tengas conocimiento sobre el tema, pero si padeces algún tipo de eczema, lo más importante es observar y aprender a identificar qué es lo que agrava la condición para que puedas manejarla.

Si tienes algún comentario o duda, puedes escribirme a estureceta@gmail.com.