Radiografía de las Pymes del sur tras María

 

Los estudiantes de mercadeo de la Universidad de Puerto Rico en Ponce realizaron una investigación sobre la situación de las pequeñas y medianas empresas de la zona sur después del paso del huracán María. Visitaron 16 pueblos incluyendo del centro de la isla como  Adjuntas, Orocovis, Utuado y Jayuya.

Para realizar este estudio se diseñó un cuestionario que tenía como objetivo recoger información en tres áreas.

Aspectos investigados:

– el perfil de los empresarios

– el perfil de las empresas

– experiencias vividas con el huracán

También se le solicitó que evaluaran las agencias y entidades responsables de la fase de reconstrucción y ayuda a los damnificados.

Muestra: 500 dueños de negocios

Los esfuerzos que se hicieron por contar con una muestra más amplia fueron titánicos, pero muchos comerciantes no estuvieron dispuestos a cooperar.

Los dueños de los negocios estudiados en su mayoría son varones, casados y el 52% tiene treinta y seis años o más. Sus unidades familiares son relativamente pequeñas, compuestas de tres a cuatro personas.

El 48% de los empresarios encuestados indicaron que su motivación principal para establecer su negocio fue el deseo de ser su propio Jefe.

Sin embargo, un 47% señaló que aspiraba a lograr independencia económica. Estos datos coinciden con los escasos estudios que, sobre este tema, se han realizado en Puerto Rico.

Financiamiento que utilizó:

53% – capital personal (ahorros)

37% – préstamos personales

Estos datos resultan muy interesantes ya que se puede apreciar que un 90% no ha recurrido al préstamo comercial ni a la ayuda de las agencias locales y federales establecidas para tales fines. Además, la mayoría de los negocios llevan alrededor de diez años establecidos y el 48% cuentan con cuatro empleados o menos. Es importante destacar que un 21% opera sin ningún empleado a tiempo complete.

Principales obstáculos tras María:

89.8% – falta de luz

83.1% – telecomunicaciones

56.1% – escasez de productos

Luego del desastre, los empresarios han manejado la situación reduciendo las horas de servicio al público (68 %), adquiriendo una planta generadora de electricidad (44 %) y un 22% comenzó a vender productos de alta demanda en este tiempo.

Planes:

49.5% – continuar operaciones regulares

46% – continuar operaciones con menos gastos

33.1% – hacer arreglos al negocio

Como profesora y mentora de los universitarios que realizaron este enorme y encomiable esfuerzo, me siento obligada a resaltar que la más grande frustración de ellos fueron las actitudes de muchos dueños de negocios contactados y su renuencia a cooperar con la investigación.

Hubo dueños de negocios que tal vez frustrados por la inacción del gobierno, la lentitud con que se estaban reestableciendo los servicios básicos y la pobre actividad comercial, se sentían malhumorados y actuaron hasta agresivamente al atender a nuestros estudiantes.

La anuencia a participar la estoy viviendo personalmente en estos momentos con los dueños de laboratorios clínicos de Puerto Rico. Estoy realizando un estudio junto a la doctora Diana López Robledo, pero la respuesta de los dueños de laboratorios ha sido muy lenta.  No obstante, la información recopilada es muy interesante. Sobre todo, los análisis de las relaciones de las variables estudiadas.

En otras columnas continuaré comentando los resultados de esta investigación. Si desean más información sobre este estudio se pueden comunicar a eva.lopez1@upr.edu.

¡Los exhorto desde esta columna a cooperar!