Resoluciones para una mejor salud

 

Comenzó el nuevo año y junto con el, las personas empiezan a hacer resoluciones. Son muchas las cosas que te puedes proponer, pero me interesa hablarte sobre aquellas que están orientadas a mantener una buena salud.

¿Por qué muchas veces fallamos en cumplir nuestras resoluciones? ¿Qué puedes hacer para mantener tu salud en la mejor condición posible? Generalmente, las personas comienzan el mes de enero con sus metas en mente, pero en febrero o marzo quizás el compromiso no sea el mismo.

Esto suele suceder cuando se trata de hacer muchos cambios a la vez ya que puedes llegar a sentirte abrumado. Otra razón puede ser que esperas cambios rápido y al no verlos, te desanimas.

¿Cómo mantenerte motivado?

1. Debes encontrar una razón de peso que te motive. Por ejemplo, una de las resoluciones más comunes es bajar de peso, pero ¿cuál es la razón para que quieras hacerlo? Si tu único motivo es verte más delgado, puede ser que pierdas el deseo al poco tiempo. Ahora bien, si lo haces porque quieres mejorar o alcanzar el control de algún problema de salud como diabetes, hipertensión, colesterol, problemas para respirar correctamente y/o artritis, es más probable que lo logres.

2. Sé realista y ponte metas a corto, mediano y largo plazo. Por ejemplo, padeces de diabetes y tienes problemas para controlarla con los medicamentos, pero sabes que no llevas una alimentación adecuada. Si antes te sentabas a comerte un paquete de galletas completo, reduce la cantidad y ve monitoreando los niveles de glucosa. Notarás que, al ir haciendo pequeños cambios, puedes obtener resultados y esto te motivará a seguir trabajando para alcanzar las metas que te propusiste a mediano y largo plazo.

Cambios para un 2018 más sano

1. Toma más agua- Seamos realistas. Existen personas a las que simplemente no les gusta tomar agua. Si te gustan las frutas, puedes añadirle unos pedazos al agua para darle sabor. Si solo tomas dos o tres vasos de agua al día, no pretendas tomarte un galón de la noche a la mañana. Aumenta la cantidad poco a poco para que crees el hábito.

2. Come alimentos frescos- ¿Sueles comprar frutas y vegetales enlatados? Trata de ir cambiando esta costumbre y compralos frescos. De esta manera obtienes las vitaminas y fibras necesarios sin el exceso de azúcar o preservativos de productos enlatados.

3. Prepara alimentos en casa- ¿Eres de las personas que suelen comer fuera? Si es así, es fácil caer en el hábito de ir a lugares en donde la comida suele ser alta en grasa, sal y azúcar. Si vas a comer fuera trata de que sean alimentos nutritivos, pero siempre que puedas, prepara tus comidas ya que tendrás mejor control de lo que estás consumiendo.

4. Aumenta tu actividad física- Si tienes de 15-30 minutos diarios, crea la costumbre de salir a caminar, correr bicicleta y/o trotar al menos tres días a la semana ya que ayuda a mejorar la salud de tu sistema cardiovascular. También puedes subir las escaleras en vez de usar el ascensor.

5. Descansa- Muchos pecamos de no descansar lo suficiente, ya sea porque tenemos mucho trabajo o porque nos quedamos viendo televisión hasta tarde. Descansar le da la oportunidad al cuerpo de recuperarse de toda la actividad que se realizó durante el día. Además, al día siguiente te levantarás con más ánimo. Comencemos este año enfocados en mantener nuestra salud.

Puedes escribirme a estureceta@gmail.com. Feliz año y hasta la próxima.