Se desvanece la búsqueda de los 4 pescadores

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

La búsqueda de la embarcación que fue reportada desaparecida en Fajardo el pasado -8 de agosto- bajó intensidad, informó el comisionado del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, Carlos Acevedo Caballero.

Comisionado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, Carlos Acevedo.

«Este esfuerzo, lamentablemente no tuvo los resultados esperados y se mantiene la fase de monitoreo costero», indicó el funcionario, quien reconoció que al no lograr el objetivo el personal de búsqueda termina frustrado. 

«Estos cambios fueron informados personalmente a los familiares de estas cuatro personas, acompañados por capellanes para brindarles apoyo espiritual. Estamos solidarios con ellos en esta difícil situación y los acompañamos en nuestras oraciones», dijo.

Los ocupantes de la embarcación fueron identificados como: 

  • Héctor Méndez Rodríguez – 60 años
  • Héctor Méndez Maldonado – 30 años – hijo
  • Javier Méndez Rodríguez – 50 años
  • Víctor Goytía Rodríguez – 58 años.

Los trabajos no son suspedidos del todo. Explicó que entran a una nueva fase de mantenerse alerta. Esto es que los municipios costeros realizan rondas constante -dos veces al día- al igual que las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA). Las instrucciones que ellos tienen es que de toparse con alguna evidencia deben comunicarse con el Cuerpo de Investigaciones Criminales para tratar de identificar si en efecto le pertenece a la embarcación o a los cuatro ocupantes.

La embarcación fue vista por última vez el pasado 8 de agosto. Un primer percance con un motor requirió que los socorrieran y regresaran al muelle. Los cuatro hombre, entre ellos un padre e hijo, volvieron a zarpar esa tarde desde la costa de Fajardo. Desde entonces no se sabe  nada de ellos.

Una chancla similar a la que uno de ellos tenía fue encontrada en el mar, al norte de Loíza. Ninguna otra mercancía o pedazos de embarcación fue hallada en el área. Tampoco salió a flote algún cuerpo, lo que ocurre horas después de que una embarcación se hunde con sus tripulantes.  

Los esfuerzos en esta busqueda incluyeron:

Chancla encontrado en aguas al norte de Loíza.
  • Comunicación con la República Dominicana, quienes enviaron fotos de embarcaciones con las que han intervenido para tratar de identificar si en efecto se trata de ella, pero no eran los puertorriqueños desaparecidos.
  • Otro esfuerzo fue con las islas cercanas, con quienes se han mantenido diálogando. Una de ellas le confesó que no intervenían con pescadores hace más de dos semanas. En otra de las islas hubo una intervención, pero luego de corroborrar que tampoco se trataba de puertorriqueños.
  • A esos esfuerzos se unió los registros de celulares. La última vez que apareció registrado en esa zona fue el dia de la desaparición a eso de las 5:35 pm. Dos de los celulares se apagaron una hora déspues y desde entonces no han podido identificar dónde estaban y si estuvo prendido no fueron detectados, esto por lo que no aparece en el registro de las antenas de Culebra ni de Santa Cruz. También hubo intentos de identificar la actual ubicación del celular y no es percibida.
  • Una de las esperanzas, en caso de que estuvieran cerca, es que alguna de las cientos de embarcaciones que participar de dos torneos que se desarollan en estos días en aguas del Caribe, en uno de ellos salen de Puerto Rico y el otro es una isla vecinas, una de las emabarcacones particpantes se topara con la embarcación a la deriva o articulos de la nave desaparecida.
  • El sábado había 964 embarcaciones en aguas aledañas a Puerto Rico sin que se reportara alguna pista.

Los empleados de un negocio al que entraron antes de salir al mar, informaron que habían comprado una cantidad moderada de alimentos livianos. Cuánto tiempo podrían pasar sin alimentarse, se le preguntó. «Depende de la persona», respondió Acevedo Caballero. Las cuatro personas llevan 10 días desaparecidas. 

Acevedo Caballero agradeció la colaboración de empresas privadas como Aeromed; organizaciones como la Guardia Costera Auxiliar, Patrulla Aérea Civil y el Ejército de Salvación. Además, reconocieron la aportación de ciudadanos, pescadores, pilotos privados y toda la comunidad que se ha unido en apoyo al proceso de búsqueda.

Señaló que cuatro pilotos privados realizan rondas hoy -domingo- sobre aguas costeras. «La esperanza es lo último que se pierde», dijo. 

El Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres confirmó -a mediodía del lunes- que el material encontrado hoy en la costa de Río Grande no es compatible con la embarcación que desapareció el pasado 8 de agosto con cuatro personas.