Sin paramédicos las emergencias médicas

Por Sandra Caquías Cruz

Fotos: Tony Zayas

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – La escasez de paramédicos puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte de un ciudadano que necesite asistencia del Negociado de Emergencias Médicas.

La noche del pasado miércoles -25 de septiembre- estuvieron cerradas las estaciones de Juana Díaz, Adjuntas, Jayuya, Guayanilla y una de Ponce, todas por falta de personal.

La renuncia de muchos paramédicos molestos con las condiciones de trabajo ha provocado el cierre de estaciones de Emergencias Médicas estatales, la más reciente de ellas en el sector El Tuque, en Ponce.

En una noche pudiera haber tantos como 12 paramédicos cubriendo desde Coamo hasta Yauco, incluyendo Adjuntas, Jayuya y Villalba, todos municipios de la región sur central, explicó Grisel Natal Heredia, presidenta de Paramédicos Unidos de Puerto Rico.

Grisel Natal Heredia, presidenta del Paramédicos Unidos de Puerto Rico

“Cien paramédicos (como le han prometido reclutar) no va a llenar las plazas que faltan (en todo Puerto Rico)”, señaló Natal Heredia, quien destacó que solo en la región de Ponce hacen falta unos 40 paramédicos.

Estimó que a nivel isla necesitan como 500 paramédicos para suplir las estaciones y atender la demanda del servicio.

Reiteró la denuncia de que en una noche pudiera haber dos paramédicos atendiendo la región de Ponce, con una o dos bases cerradas, incluyendo la de Adjuntas, donde apenas hay personal, y surgir una emergencia que requiera subir a ese montañoso pueblo.

En ese caso, una ambulancia de Ponce con los paramédicos se moviliza a Adjuntas y de surgir una emergencia en Ponce tendrían que llamar a la base más cercana que tenga ambulancia y paramédicos disponibles para que brinden el servicio. Si las ambulancias que están en operación durante ese turno se encuentran en otra emergencia, el paciente tiene que esperar.

“Creo que los acuerdos colaborativos con la ambulancia privada no están funcionando. Si la ambulancia privada se encuentra haciendo otro traslado, que no tiene nada que ver con emergencia médica, se sigue dilatando el tiempo y el ciudadano es el que sufre”, denunció la portavoz de los paramédicos.

Natal Heredia señaló que tras las denuncias y las gestiones que ha realizado el organismo Paramédicos Unidos de Puerto Rico y otro personal de ese cuerpo de servicios médicos, lograron que en Ponce realizaran algunas mejoras a la estación Ponce Centro.

Una de esas gestiones logró que techaran los baños y el taller de mecánica que había quedado a la intemperie con el paso del huracán María.

También están habilitando un salón de la escuela donde fueron reubicados para que puedan pernoctar, en el caso de que los activen ante cualquier eventualidad.

La estructura aún está carente de pintura, iluminación y seguridad. El deterioro de ese antiguo plantel es evidente. Los paramédicos están ubicados en un salón que había en el patio de la escuela.

“En Emergencias Médicas hay muchas cosas que se pueden hacer para mejorar el servicio”, insistió Natal Heredia.

La primera que mencionó fue nombrar más personal para que puedan abrir todas las bases, incluyendo Villalba, Ponce El Tuque y mantener los tres turnos en otras estaciones como la de Adjuntas. “Que ninguna tenga que cerrar por falta de personal”, subrayó.

Señaló que otro de los problemas con el que tienen que trabajar es que, muchos de los paramédicos que continúan en Emergencias Médicas no tienen la permanencia y ese reclamo se ha quedado en promesas por lo que muchos paramédicos reciben ofertas de trabajo y prefieren irse aun cuando llevan años en Emergencias Médicas, tienen bastante experiencia y los cursos que necesitan para mantener sus respectivas licencias.  Estimó en un centenar los paramédicos sin permanencia.

Según dijo, cada vez que alguien lleva la denuncia a la mesa para discutir la situación, la respuesta de los directores es que operan bajo la Junta de Supervisión Fiscal y esta retuvo un dinero que tenían disponible para esos fines por lo que les dejan entrever que las permanencias no las recibirán tan pronto como desean. “Eso mantiene inestabilidad”, denunció.

 

La noche del pasado miércoles -25 de septiembre- estuvieron cerradas las estaciones de Juana Díaz, Adjuntas, Jayuya, Guayanilla y una de Ponce, por falta de personal.