Vacaciones terminan en tragedia para pareja con 50 años de casados

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Una pareja de 50 años de casada, oriunda de Santa Isabel, regresó a Puerto Rico para unas cortas vacaciones que -este miércoles- terminaron en tragedia con la muerte de la fémina.

Luisa Awilda Aponte Rivera, de 70 años, murió tras ser pillada por el auto del que su esposo, Ángel Antonio Álvarez Salamán, de 75 años, se bajó sin quitar la reversa, informó la Policía.

La tragedia ocurrió frente a la residencia que la pareja conserva en Puerto Rico y que acostumbrar visitar cuando regresan del Bronx, Nueva York, donde actualmente residen, informó el agente Juan R. Madera Latoni, de la División Patrullas de Carretera, en Ponce.

Álvarez Salamán se limitó a confirmar que reside en el Bronx y que llevaban 50 años de casados. El hombre, junto a otros familiares, visitó el cuartel de la Policía en Ponce para relatar lo ocurrido.

La pareja tiene un hijo que también reside en los Estados Unidos.

El agente Madera Latoni explicó que la llamada para informar el accidente, ocurrido en la urbanización Villa del Mar, en Santa Isabel, la recibieron alrededor de las 10:24 am. del miércoles.

Álvarez Salamán se disponía a sacar el auto de la residencia. La esposa, doña Luisa Awilda, decidió salir de su casa y esperar -que sacara el auto- en la acera de la residencia del frente, al otro lado de la calle.

La fémina le advirtió a su esposo sobre la proximidad de unos caballos y éste decide bajar del auto, pero lo deja con la palanca de los cambios en retroceso, informó el Agente.

“Él estaba en el auto, al dar reversa, escucha que ella le grita ‘los caballos’”, indicó el agente Madera Latoni tras entrevistar al hombre. “Él se baja olvidándose de dejarlo en parking; lo dejó en reversa”, describió.

El auto continuó la marcha en retroceso hasta pillar a doña Luisa Awilda contra la verja de la residencia que está justo al frente de la que salían. “Ella quedó pillada entre la verja y el baúl del auto”, describió el Agente.

El auto, un Kia Sportage 2018, había sido alquilado a una empresa por los días en que la pareja estaría en Puerto Rico, se informó. La pareja llegó la semana pasada de Estados Unidos y la estadía en Puerto Rico sería por 10 días.

La fémina recibió atención médica en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento de Santa Isabel donde murió. El auto fue confiscado para pruebas de rigor.