Icono del sitio Es Noticia PR

Cáncer lo lleva a desarrollar línea de artículos para protección solar

 

YAUCO – Un diagnóstico de cáncer de piel obligó a Luis Enrique Cátala Suárez a cuidarse de la exposición al sol. Su mayor dilema era cómo lograr esa protección sin sacrificar su pasión por los tríalos, el ciclismo, la natación y otros deportes que suele practicar.

“Tenía muchas manchas en la cara y descubrieron que era cáncer. Me vi bien malito por la condición y los médicos fueron bien enfáticos en que no podía coger sol. Antes, mi conciencia de cuidado para la piel era ninguna, pero esa experiencia me hizo mirar todo desde otra óptica”, contó Luis Enrique.

El residente de Yauco utilizaba diversos paños de tela, gorras y gafas para cubrir su rostro y no sacrificar el estilo de vida deportiva que comparte con su esposa y sus dos hijas de 15 y 17 años. Pero la realidad que enfrentó era que el costo de la ropa deportiva con protección solar era demasiado costosa.

“En casa llevamos un estilo de vida bien sano. Todos practicamos deportes juntos y esa calidad de vida con mi familia es lo que me hizo reflexionar y lo que me motiva a cuidarme. Pero ahora nos tocaba cuidarnos a todos”, explicó.

En una ocasión en que el atleta se encontraba en un torneo deportivo con sus hijas, unas personas se acercaron a preguntarle por los paños que él usaba. “Ese día mi esposa y yo hablamos de cuánta gente debe estar pasando por la misma situación que yo y decidimos hacer las averiguaciones para vender y ofrecer ropa de protección solar”, indicó.

Poco tiempo después Alexandra Torres Antomattei, la esposa de Luis Enrique, se envolvió con él en un nuevo proyecto de vida que llamaron Cataplá.

“Estuvimos un tiempo investigando sobre suplidores y diversas opciones. Durante la pandemia aprovechamos el tiempo para lanzar nuestro producto. En un principio no fue fácil porque no teníamos capital y tuvimos que invertir el poco dinerito que teníamos ahorrado, pero lo hicimos como familia”, expresó el pequeño empresario.

La marca Cataplá se ha convertido en un icono entre diversos deportistas y hoy día se especializa en paños para la cara, camisas de playa y ropa deportiva.

“Nuestra intención no es solo traer el producto, nuestro mayor propósito es que sea un producto económicamente accesible. ¿De qué vale traer algo que solo algunos privilegiados puedan adquirir? La idea es que todos puedan comprar en Cataplá, que lleven una vida saludable y que se cuiden del sol”, indicó el propietario.

Muy pronto la línea de ropa deportiva será mercadeada en diversas tiendas alrededor de la Isla y planifican lanzar su protector solar.

“Poco a poco vamos a ir añadiendo algunas cositas. Vamos hacia adelante con este proyecto porque ha sido exitoso, pero, con honestidad, la mayor ganancia ha sido poder ayudar a otros. Me gusta apadrinar a atletas de escasos recursos. Les compro la ropa deportiva o les pago las inscripciones. Hago con otros jóvenes lo mismo que hago con mis hijas: apoyarlos y mantenerlos ocupados y fuera de las calles”, enfatizó el propietario de Cataplá.

Hoy día Luis Enrique visita al dermatólogo cada 6 meses y monitorea cualquier mancha o irregularidad en su piel. Su estado de salud al momento es bueno y su cáncer está controlado.

Salir de la versión móvil