Inicio Deportes Boricua se crece en el béisbol en Nicaragua

Boricua se crece en el béisbol en Nicaragua

32
0

Por Ana Delma Ramírez
redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – El joven pelotero boricua Emanuel Enrique ‘Manny’ García Ayala, apodan el gringuito por ser rubio, se hizo sentir en el béisbol de Nicaragua y actualmente en la liga de verano mexicana con la novena Toros de Tijuana.

El destacado jugador estuvo en la plantilla de Ponce Leones, fue declarado agente libre por lo que emigró a Centroamérica donde es ampliamente reconocido por su talento y amor al béisbol. Con los Leones de Ponce sólo jugó un partido.

Publicidad

Cuando estaba listo para viajar con la selección Nica a la Serie del Caribe, esto como refuerzo, estuvo amenazado de no poder jugar por oposición del béisbol profesional de Puerto Rico, protesta que no progresó, pues el joven pelotero tenía al día todos sus documentos requeridos por la Liga, documentos “olvidados por ese organismo en una gaveta” los que tuvieron que desempolvar y hacer justicia al joven pelotero.

La Asociación de Peloteros Profesionales del Caribe y su presidente Yamil Benítez le brindaron todo el apoyo necesario para que Manny García pudiera integrar la novena de Nicaragua y así poder cumplir uno de sus sueños.

Es el primer boricua en jugar en la Liga Profesional de Nicaragua con la selección de béisbol Nica, también en el debut de Nicaragua en Serie del Caribe que se jugó recientemente en Miami, donde conectó el primer cuadrangular del primer partido de Nicaragua en ese evento.

A sus 26 años, el destacado antesalista canalizó su amor por Puerto Rico con su responsabilidad para con el béisbol.

“Soy una persona que juega con el corazón, los nicas se enamoraron de mi juego, me identificaron con el gran Roberto Clemente, quien dio su vida por ayudarles y les reciproqué con entrega de juego”, expresó Manny a varios periodistas en la recién celebrada Serie del Caribe.

Aunque nació en Caguas, tiene fuertes vínculos con Ponce. Sus padres son: la doctora en sicología Jackeline Rosado y el licenciado Benjamín García González. La abuela materna es Carmen Doris Vázquez y su novia es de Ponce.

“Me encanta Ponce. Lo considero mi pueblo. Lo disfruto y estoy orgulloso de haber podido jugar aquí”, dijo a medios de prensa de la Región Sur.

Sobre su paso por Nicaragua, expresó sentir un cariño profundo por ese país, que le ha acogido sin reservas. Tiene ofertas para jugar en el torneo invernal de Puerto Rico, no ha decidido con que equipo, lo está considerando. Por el momento, aceptó la invitación del poderoso equipo Toros de Tijuana, México, de la Liga Mexicana.

Desde muy chico practicó este deporte ampliamente difundido en toda la isla, con Santa Isabel y Caguas. Jugó con varias novenas en la isla y Estados Unidos. En el nivel universitario de NCAA-1

Integró los equipos AA, Los Montañeses, de Utuado, y Los Mulos, de Juncos. En Estados Unidos jugó con Lousiana Tech, donde estudió bachillerato en Administración de Empresas y maestría en Contabilidad.

Es considerado un “utility”. Juega tercera base e “infielder.” Prefiere jugar en la tercera base y tiene gran habilidad como bateador.

“No tengo prioridad en donde jugar, obvio me gustaría en Puerto Rico donde está toda mi familia, pero aceptaré jugar con la oferta de mejor contrato”, acotó Manny.

Su experiencia en el terreno de béisbol extranjero jugando regularmente, le ha propiciado el efecto reconocimiento, confianza y desarrollo. Varios equipos de Puerto Rico están interesados en él.

Desde que estaba en octavo grado Tony Rodríguez, manager del Tren del Norte, en Nicaragua, le brindó su apoyo, fue un ente importante para firmar con ese equipo centroamericano.

“Teníamos un plan, una meta y finalmente Tony y yo lo logramos, estuve en la Serie del Caribe”, expresó a medios de comunicación durante ese importante evento.

La fanaticada centroamericana se encariño de inmediato con el “gringuito-boricua” por su humildad, su empatía con ellos, la reverencia cristiana y el amor al prójimo.

Siendo criollo de nacimiento, le tocó jugar contra la novena Criollos de Caguas, quienes se ganaron el pase a la Serie del Caribe. “No tuve problemas me sentía cómodo, orgulloso con la franela Nica, un país que se desborda en agradecimiento al astro boricua Roberto Clemente, precisamente el estadio de béisbol donde jugué lleva su nombre, hecho que me impulsaba a dar lo mejor”, expresó.