Inicio Gobierno Corrección tiene 24 psicólogos para atender unos 7,000 confinados

Corrección tiene 24 psicólogos para atender unos 7,000 confinados

66
0
Getting your Trinity Audio player ready...

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) cuenta con 24 psicólogos para atender unos 7,000 confinados que tienen tras barrotes.

Publicidad

“Hay un contrato de 24 psicólogos para ofrecer servicios en las instituciones correccionales. En el caso de menores incluimos dos psiquiatras especialistas en adolescentes, [hay] cinco psiquiatras para adultos y tenemos los consejeros en adicción, más los educadores en salud”, informó la secretaria del DCR, Ana Escobar Pabón.

La senadora Joanne Rodríguez Veve dijo que “si estamos hablando de una población penal de aproximadamente 7 mil personas privadas de la libertad, hay que hacer la matemática de si este número de proveedores de salud es suficiente”. A lo que la funcionaria dijo que “honestamente habría que aumentar el número de profesionales”.

Las expresiones fueron durante una vistas pública en la que las comisiones de Seguridad Pública y Asuntos del Veterano; y de Asuntos de Vida y Familia, en la que indagaron sobre las causas de muerte de confinados y las estrategias empleadas por el Departamento de Corrección y Rehabilitación.

Esta audiencia responde a la Resolución del Senado 665 que propone investigar el aumento sostenido de las muertes ocurridas en los pasados años en las instituciones del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), los protocolos de intervención en los casos de muerte de confinados y las estrategias delimitadas por el Departamento para prevenir las muertes en las instituciones penales.

“Se solicitó información puntual para tener una radiografía o una mejor radiografía de lo que está ocurriendo en las cárceles con el ofrecimiento de los servicios de salud. Ya sabemos, que, en efecto, hay una deficiencia respecto al número de los profesionales de la salud mental que está ofreciendo servicios… Ha sido una vista muy productiva y estaremos trabajando sobre este asunto”, expresó Rodríguez Veve.

Mientras, el senador Thomas Rivera Schatz dijo que “hemos tenido un buen insumo de datos y de información; todavía nos tienen que entregar alguna información adicional y me parece que hemos hablado aquí de posible legislación que se pueda presentar para armonizar todos estos planteamientos que hay de las muertes, que a veces no comprendemos que ocurren en la cárcel; sin abandonar el elemento de seguridad”.

Según indica la pieza legislativa, “las muertes atribuibles a otras causas [no naturales] han aumentado consistentemente. Para el año 2016-2017 se reportaron unas 13 muertes por causas no naturales. Esa cifra fue aumentando y en 2020-2021 se reportaron 22 muertes por intoxicación, 5 por causas no naturales, 14 pendientes de investigación por aparente intoxicación, una pendiente de investigación por aparente agresión, 6 no informan causa de muerte, y 4 indeterminadas. De los datos mencionados para el 2020-2021, llama la atención el alto número de muertes por intoxicación por Fentanilo, un opioide sintético hasta 100 veces más potente que la morfina”.

La secretaria Escobar Pabón resaltó que las causas de muerte que ocurren en las instituciones carcelarias del país son “la primera causa de muerte es la natural, la segunda es la intoxicación y la tercera es el suicidio”.

El senador Rivera Schatz le preguntó a la secretaria Escobar Pabón si se conoce de alguna cárcel en alguna parte del mundo que pueda evitar que el fentanilo entre a las instituciones, a lo que ella dijo que “es un problema que está en todos lados y es un problema de salubridad en los Estados Unidos… El problema más difícil con esto es que nadie puede decir a ciencia cierta cómo manejar el fentanilo… Hasta este momento no hay como manejarlo y detectarlo correctamente”.

Asimismo, especificó que “sin poder entrar en tantos detalles, nos encontramos en el proceso de compra del mejor equipo de registro de personas, equipos y materiales, el cual será capaz de detectar cualquier contrabando de drogas oculto”.

Durante su alocución el DCR enumeró cuatro puntos de vulnerabilidad con los que trabaja la agencia, a lo que la senadora Rodríguez Veve preguntó cuál de ellos es el de mayor preocupación. “Ahora mismo, para mí, son las naves no tripuladas [drones]… Estamos en conversaciones con algunas compañías que hemos identificado para ver si podemos implementar algún sistema de detección a través de radar… Estamos en búsqueda de esa tecnología”, expresó el coronel Giovanni González del DCR.