Inicio PORTADA Decenas de personas acuden al sepelio de la niña asesinada

Decenas de personas acuden al sepelio de la niña asesinada

75
0
Getting your Trinity Audio player ready...

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La pequeña April Ortiz Quiñones, fue llevada -hoy- a su última morada, en el cementerio municipal de su natal Guayanilla.

Publicidad

Con música de nana sacaron – a media mañana- el féretro blanco de la Funeraria Pacheco, frente a la plaza pública.

Decenas de personas llegaron al lugar, algunos cargando globos blancos y color rosa, para llevar los restos de la niña al cementerio. Entre los asistentes estaban los abuelos de la pequeña.

Hubo un breve velatorio en el que mantuvieron el féretro cerrado al público. Flores, globos y muñecas decoraban la capilla donde estuvo el cuerpo de la pequeña April, de apenas 2 años.

Antes de sepultarla, hubo rezos y la abuela paterna se dirigió a los presentes para agradecer el que acompañaron a la pequeña hasta su morada. También pidió oraciones por la familia.

April murió el pasado miércoles a causa de un patrón de maltrato al que supuestamente era sometida por los padres y que incluyó agresiones sexuales.

La jueza Adria Cruz Cruz encontró causa para arrestar a Jiovan F. Ortiz Soto y Naiari Quiñones Rivera, padre y madre de la menor, por haber sometido a su hija, de 2 años, a un patrón de abuso sexual y maltrato, lo que le provocó la muerte.

El secretario del Departamento de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández, confirmó que el padre de la niña comenzó un patrón de abuso contra la pequeña en diciembre pasado y la golpeó en varias ocasiones mientras la agredida sexualmente.

El pasado 7 de junio, mientras agredió a la menor sexualmente, la golpeó en diferentes partes de su cuerpo. En horas de la mañana, al notar que la menor se encontraba inconsciente y sangraba, la trasladaron al CDT del pueblo de Guayanilla, donde posteriormente fue declarada muerta, explicó el secretario de Justicia en declaraciones escritas.

Las fiscales Natalia Zambrana y Natasha Muñoz, de la Unidad Especializada de Violencia Doméstica, Delitos Sexuales y Maltrato a Menores del Departamento de Justicia, presentaron nueve cargos contra Ortiz Soto, que incluyen asesinato en primer grado, incesto y agresión sexual, según tipificados en el Código Penal de Puerto Rico.

Mientras, contra la madre de la menor presentaron dos cargos de maltrato al amparo la Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección de Menores (Ley 246-2011).

La jueza Cruz Cruz le impuso a Ortiz Soto una fianza de $5 millones y a Quiñones Rivera de $1 millón. Ambos fueron ingresados a prisión.

La hija mayor, de 3 años, quedó bajo la custodia del Departamento de la Familia.

“Este caso ha consternado a todo el equipo del Departamento de Justicia, del mismo modo que lo ha sentido el pueblo de Puerto Rico, por la atrocidad de los hechos. Es el caso más evidente del menosprecio que pueden llegar a tener unos padres hacia la vida y el deber de protección que tienen sobre sus hijos. Hemos iniciado el proceso para hacerle justicia a ambas niñas, a la menor fallecida y a su hermanita, para que estos paguen con todo el rigor de la ley”, expresó el secretario de Justicia.

La fiscal de distrito de Ponce, Marjorie Gierbolini, afirmó que no descartan formular cargos adicionales debido a que la investigación continúa.

La vista preliminar fue señalada para el jueves, 22 de junio.