Icono del sitio Es Noticia PR

Difícil tarea mantener en pie paredes rotas

Por Sara R. Marrero Cabán

redaccion@esnoticiapr.com

 

GUÁNICA – Los temblores del 2020 le dejaron una gran prueba de fe al pastor Eugenio Ramos de la Iglesia De Dios Pentecostal El Sinaí en este pueblo.

Su iglesia, la cual pastorea por los pasados 32 años, sufrió grandes daños estructurales, inhibiendo el paso indefinidamente de sus feligreses.

Y, cuando buscó ayudas de agencias gubernamentales para su rehabilitación, no cualificó.

La falta de un templo y las restricciones gubernamentales que prohibían la aglomeración de grupos para evitar la propagación del COVID-19 provocó la merma sustancial de sus feligreses.

De aproximadamente 70 miembros que tenía a principios del 2020, la asistencia mermó a menos de 25 personas. Más aún, la esperanza de Ramos no apaciguó. Con la ayuda de la comunidad y a pulmón, paulatinamente reconstruye su templo.

“Ha sido una experiencia emocional bien difícil, pero-en medio de esto-Dios da fortaleza para continuar, porque el pastor tiene que ser una persona fuerte-espiritualmente hablando-para poder dirigir a una membresía, porque si nosotros como pastores decaemos, la iglesia se va a decaer también. Hay que llorar a escondidas, pero reír en público”, comentó a Es Noticia.

La labor es esporádica, ya que depende completamente de la magnanimidad de otros. Si los fondos escasean, las reparaciones se paralizan.

“Nos tenemos que detener para comenzar a levantar fondos”, detalló.

Utilizando las redes sociales, la aplicación ATH Móvil y redactando cartas a instituciones benéficas, ha logrado la continuidad. Al momento, ya las paredes están reforzadas con vigas que estabilizarán el edificio.

A pesar de esto, aún faltan mejoras. Por lo tanto, resta para volver a recibir a su congregación nuevamente.

“La iglesia recibió daños de paredes, porque toda la estructura -gracias a Dios-no sufrió daños. Pero, todo lo que tiene que ver con bloques sufrió daños. Se agrietaron todos”, explicó.

Por el momento, continuarán reuniéndose en el patio de la casa de la progenitora de Ramos. El grupo se divide y, en días alternos de la semana, participan de los servicios religiosos bajo una carpa.

Según la información que recibió de ingenieros estructurales, la reconstrucción es la vía más económica para rescatar la estructura. La suma asciende a unos $60,000 a $70,000.

Para aportar, puede enviar donaciones al número (787)236-3023. Las aportaciones irán directamente a la cuenta de la iglesia en la Cooperativa de Ahorro y Crédito de Yauco.

Salir de la versión móvil