Inicio Política Habrá recuento para la Alcaldía de Guánica

Habrá recuento para la Alcaldía de Guánica

6
0

Por Sara R. Marrero Cabán

redaccion@esnoticiapr.com

 

GUÁNICA – En este pueblo, las elecciones aún no han culminado. Será este jueves, 14 de enero que se sabrá quién se quedará en la alcaldía, ya que se efectuará un recuento.

Publicidad

La determinación del Tribunal Supremo permitirá que se contabilicen todo los votos que tienen variación al nombre del candidato independiente por nominación directa, Edgardo Cruz Vélez. Las variaciones incluyen Edgraydo Cruz, E Cruz, Egando Cuz, Elgnd Cruz, Engodo Cruz y Esgado Cruz, entre otras.

“Ya, en efecto, bajó la determinación del Tribunal y el CEE va a proceder a convocar a los funcionarios para que este jueves a las 9:00 a.m. abrir los maletines para hacer el recuento”, especificó Emily Rivera, portavoz de prensa de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) a Es Noticia.

Las redes sociales mostraron a partidarios de Cruz Vélez recibiendo la noticia en un mar de llano, adjudicándole de manera prematura la victoria.

Mientras, el candidato por el Partido Popular Democrático, Ismael “Titi” Rodríguez, juramentó ayer, lunes, aduciendo que ya su victoria estaba asegurada por cuanto recibió la certificación oficial de la CEE.

Ambas decisiones, sin embargo, no están consolidadas hasta que se lleve a cabo el recuento.

La jueza presidenta Maite Oronoz Rodríguez emitió una opinión de conformidad y el juez asociado Luis Estrella Martínez de conformidad a la cual se unió la jueza asociada Mildred Pabón Charneco. Por su parte, el juez asociado Ángel Colón Pérez emitió una opinión concurrente y el juez asociado Rafael Martínez Torres una opinión disidente.

“No hay expresión más clara que la de escribir el nombre de una persona en la papeleta. En este caso, escribir el nombre del nominado en la papeleta municipal debe ser criterio suficiente para expresar de forma inequívoca la intención de votar por esa persona. ¿Cómo entonces se podría concluir que no sabemos cuál es la voluntad del elector que escribió en la papeleta para la alcaldía, en la columna de nominación directa, un nombre que razonablemente identifica a determinada persona, sólo porque no puso una marca en el espacio provisto al lado de ese nombre?”, indicó el juez asociado Erick Kolthoff en la resolución del Tribunal Supremo.

“Los errores gramaticales en la redacción de un nombre, la falta de acentos, puntos, comas y/o la ausencia de marcas en las papeletas de determinados guaniqueños y guaniqueñas – en ocasiones, atribuibles a su nivel de escolaridad, problemática social que, como sabemos, todavía está presente en algunas regiones del País – no son razón suficiente para anularle su voto por nominación directa. Sobre todo, cuando, de un análisis sosegado de lo que éstos y éstas han escrito, se desprende con meridiana claridad que los mencionados ciudadanos y ciudadanas están muy claros en lo que aspiran. Eso se llama intención. Como cuestión de hecho, tales principios son los que se siguieron en el conteo manual y recuento de ciertos votos del evento electoral que se celebró en el País el pasado 3 de noviembre de 2020, según se deriva de las Reglas y criterios para la adjudicación manual de papeletas, supra, y el Manual de procedimientos para el escrutinio general y recuento 2020, supra. No puede, por tanto, haber un tratamiento distinto para este tipo de voto en el escenario ante nuestra consideración”, comentó el juez asociado Ángel Colón Pérez.

“Hoy estamos adjudicando planteamientos relacionados con la adjudicación de votos en una elección que nadie ha impugnado. Como resultado de esto, mediante una opinión consultiva, hemos adelantado el criterio de este Tribunal antes de que algún aspirante impugnara la elección. Según el Código Electoral de 2020, el peticionario debía demostrar que los votos en disputa alterarían el resultado de la elección. Precisamente lo que se buscaba mediante estos recursos era eludir ese requisito y lo lograron. Nada justificaba certificar estas controversias que, al parecer, de lo que realmente tratan es de un candidato que -“por si acaso”- impugnó la elección en la que eventualmente resultó ganador. Esto solamente pasa en Puerto Rico”, expresó Martínez Torres.