Inicio Gobierno Infraestructura será gran reto en escuelas del sur

Infraestructura será gran reto en escuelas del sur

26
0

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – La Región Educativa de Ponce no ha podido superar los daños causados por los terremotos que la afectaron hace poco más de dos años y la corrección de estructuras y reparación de daños continúa de cara al próximo 17 de agosto cuando vuelva a sonar el timbre para el inicio del año escolar 2022-23.

Publicidad

Unos 34,520 estudiantes de esta Región Educativa, junto a 3,528 maestros y 560 empleados de comedores escolares, ocuparán los 141 planteles que preparan para el regreso a clases luego de casi tres años de retos -primero los terremotos y luego la pandemia de coronavirus- que alteraron el sistema de enseñanza.

Los estudiantes dejarán atrás la modalidad de estudios híbridos, con días presenciales y otros en la modalidad virtual, tras la finalización de trabajos de corrección de columnas o la construcción de un plantel en módulos, como el caso de la escuela Herminio Arzola, en Guayanilla.

Módulos en Guayanilla

Un sistema de 14 salones en módulos, similar al que sustituye la escuela Agripina Seda, en Guánica, plantel que colapsó con los terremotos, recibirá este año a los alumnos de la escuela Herminio Arzola.

Mientras, en la escuela superior vocacional de Ponce, Bernardino Cordero Bernard, no volverá a compartir el plantel con alumnos de otras escuelas por lo que para la comunidad escolar finaliza el modo híbrido.

La escuela vocacional de Yauco no corrió la misma suerte. Unos módulos que sustituirán el plantel los entregarán entre octubre y noviembre. “En Yauco persiste el interlocking”, indicó Roberto José Rodríguez Santiago, superintendente de la Región Educativa de Ponce.

Otro plantel que necesita serias mejoras es la centenaria escuela Ponce High, en la que trabajan para tener disponible una parte de ella para el inicio del año escolar.

Los trabajos actuales consisten en mejoras menores, pero se trata de un plantel identificado como un ícono de la Ciudad tanto por su arquitectura como por los años de construido.

Conversaciones en Juana Díaz

Rodríguez Santiago señaló que la escuela Felipe Colón Díaz, en Juana Díaz, resultó con daños severos debido a los terremotos y aún mantiene diálogos sobre el futuro del plantel, el que se inclinan a que sea demolido.

El DE comenzó diálogo para alquilar un edificio industrial, en el que estuvo el instituto John Dewey, para utilizarlo en lo que se dilucida y se trabaja con la estructura.

Mientras, la escuela Julio Alvarado, en la urbanización Jardines del Caribe, en Ponce, recién pasó la evaluación de los trabajos de reparación de columnas cortas que iniciaron sin sospechar que en ese plantel había otros daños mayores que obligó a cambiar la Orden para incluirlos y corregirlos.

“La infraestructura va a continuar siendo el reto mayor en la región Educativa de Ponce”, reconoció el Superintendente de la Región Educativa.

Un total de 78 columnas tuvieron que ser corregidas en la escuela Julio Alvarado. Solo dos columnas no tenían daños. El resto de las columnas fueron reforzadas por tener las llamadas columnas cortas, una situación que la tenía cientos de planteles en el País y que no tomaron acción hasta que en enero de 2020 el terremoto colapsó una en Guánica. Las columnas cortas no la pudieron sostener. Ese plantel tuvo que ser demolido.

Explicó que a los problemas de las columnas cortas tiene que sumar “cuando encuentras daños estructurales que desconocías” y que requieren reparación inmediata por el riesgo que representan. Señaló que hubo columnas que dejaron en varillas para reforzarlas por completo porque el problema era mucho mayor que reforzar el hormigón.

Rodríguez Santiago, quien visitó con Es Noticia varios planteles en la zona, dijo sentirse “listo” para el inicio del año escolar y explicó que en estas semanas trabajan en la limpieza de áreas verdes, plomerías e iluminación en los diversos planteles.

En la escuela intermedia Juan Serrallés, en la comunidad Coto Laurel, en Ponce, recién cambiaban pizarras y terminaban de reforzar columnas.

Refuerzo extracurricular

Resaltó que este año estarán reforzando los programas del Refuerzo Académico Extendido (RAE), un proyecto luego de horario regular, que persigue el que los estudiantes reciban el refuerzo académico y que tengan un lugar donde puedan divertirse y aprender al mismo tiempo.

Este programa busca que los estudiantes desarrollen otras destrezas, como deportivas y de música. La Región Educativa de Ponce tuvo 89 planteles en RAE el año pasado y para este nuevo año académico esperan integrar otras 15 escuelas en el programa.

Rodríguez Santiago explicó que otro cambio en el nuevo año académico será la implementación de un nuevo currículo escolar porque hace 10 años no se implementan cambios, aunque fue revisado hace unos cinco años.

“Las necesidades académicas han cambiado mucho durante los pasados años”, dijo.