Inicio Gobierno Injusta la Ley de Ética Gubernamental a juicio del jefe de ADSEF

Injusta la Ley de Ética Gubernamental a juicio del jefe de ADSEF

38
0
Getting your Trinity Audio player ready...

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El administrador de la Administración de Desarrollo Socioeconómico de la Familia (ADSEF), Alberto Fradera, calificó este martes, como injusta la Ley de Ética Gubernamental por un señalamiento relacionado a la contratación de una empleada, sobrina de una directora asociada del Departamento de la Familia.

Publicidad

El pasado diciembre la Oficina de Ética Gubernamental (OEG) presentó las querellas en contra Fradera Vázquez y la pasada jefa, Surima Quiñones Suárez, por contratar a una sobrina de la directora asociada de la agencia, por violación de la Ley Ética, que impide la contratación de familiares y parientes y se exponían a una multa de $20,000.

“La Ley de Ética Gubernamental es injusta y debe ser enmendada. El Artículo 4.3 establece la responsabilidad absoluta de la Autoridad Nominadora, independientemente si existe un beneficio o no de la contratación. De hecho, la OEG se ampara en que ni siquiera debe demostrar que hubo intención de parte de la Autoridad Nominadora. En este caso yo desconocía totalmente de la relación consanguínea entre estas personas, y, aun así, la Ley impone sanciones injustas”, dijo Fradera en declaraciones escritas.

“Sobre el acuerdo entablado con la Oficina de Ética Gubernamental (OEG) y que se hace público hoy -martes-, debo puntualizar que es una controversia que inicia previo a mi designación como administrador y de la cual no tuve conocimiento hasta recibir la comunicación de la OEG”, añadió.

“Debe quedar claro que, no me he beneficiado directa o indirectamente de la renovación de un contrato otorgado previo a mi designación y que es objeto de la querella. Inmediatamente advine en conocimiento de la relación consanguínea de la empleada de la oficina regional de Ponce y la persona contratada en un puesto temporero, impartí instrucciones de que el contrato fuera cancelado”, continuó.

Dijo que “toda persona que entra en una relación contractual con la ADSEF, tiene que cumplir con la cláusula contractual de informar si tiene alguna relación de consanguinidad con empleados de la ADSEF. En este caso, la contratista ocultó dicha información a la ADSEF desde antes de mi designación. Tal acto de mentirle a la agencia y no divulgar dicha relación, provocó el desenlace de estos hechos”.

La OEG llegó a un acuerdo de transacción e impuso una multa de $4,000 contra Fradera Vázquez, administrador de ADSEF por otorgar contratos a la sobrina de su empleada en violación de ley.

“Este acuerdo me permite concentrarme en la labor que realiza esta administración en medio de grandes retos para servir a las familias con mayores necesidades. El presente proceso es uno de naturaleza administrativa y no constituye un impedimento para continuar ejerciendo la función para la que fui designado y con la cual estoy profundamente comprometido. Quiero puntualizar enfáticamente, que habré de cumplir cabal y fielmente con los acuerdos estipulados con la Oficina de Ética Gubernamental para poner fin a este proceso”, concluyó.