Inicio PORTADA Joven profesional despunta con carro de piraguas

Joven profesional despunta con carro de piraguas

74
0

 

YAUCO Emmanuel Caraballo Quirós decidió hacer realidad el sueño de su mamá; poner un carrito de piraguas en el pueblo de Yauco. El joven posee un bachillerato en periodismo y una maestría en administración de empresas y realizó, como parte de su tesis, una propuesta de negocio basada en un carro de piraguas.

“Mi mamá era una maestra muy querida en Yauco y ella siempre le decía a sus estudiantes que el día en que se jubilara pondría un quiosco de piraguas para siempre estar cerca de ellos”, contó Emmanuel.

Publicidad

Lo que desconocía Evelyn Quirós Galarza, mejor conocida como misis Quirós, era que su hijo Emmanuel se tomaría muy en serio la promesa que ella le hizo a sus estudiantes.

“Al principio mi mamá empezó a trabajar el carrito tal y como siempre lo soñaba, pero cuando vinieron los terremotos, mis papás se afectaron mucho y se fueron durante varios meses para Estados Unidos. El carrito estaba guardado en la casa y hace varios meses me motivé a darle vida nuevamente”, relató el yaucano.

El joven rescató el típico carro de madera y se lanzó con su proyecto, pero con la particularidad de mover el negocio a diferentes puntos de Yauco y de la Isla. “Otros pequeños comerciantes me empezaron a llamar y a invitarme a sus negocios. Es una experiencia bien positiva porque nos damos a conocer y también nos ayudamos unos a otros”, explicó Emmanuel.

El concepto de El Piragüero incluye el desarrollo de su imagen y la marca. “Yo me enfoco en los detalles, en la apariencia, en la limpieza. El carrito es tradicional de madera con ruedas de hierro y le implementamos colores llamativos. En cuanto a la imagen, yo utilizo guayabera y tenis. Ese concepto a la gente le gusta mucho porque mezclo lo tradicional y lo moderno”, indicó.

Emmanuel utiliza sus redes sociales para promocionar lo que ha llamado: La ruta del piragüero. Aquí el joven anuncia los diferentes puntos donde él y sus hermanas estarán ubicado los fines de semana y sus seguidores les visitan para degustar las piraguas. “También mucha gente nos llama para que participemos en actividades privadas como bodas, eventos corporativos, cumpleaños y fiestas. Lo más chévere es que hasta fotos se sacan con nosotros”, dijo.

Entre los sabores de piraguas se encuentran frambuesa, tamarindo, limón, ajonjolí y parcha, entre otros. El joven, muy pronto, incluirá sabores sin azúcar y planifica abrir otros carritos para ubicarlos en otros municipios donde no hay piragüeros.

“Cuando los viejitos van se emocionan mucho porque rememoran los tiempos de antaño y los jóvenes se entusiasman mucho porque algunos nunca habían comido piraguas”, contó Emmanuel.

El Piragüero se ha convertido en un negocio de familia y en una atracción turística en el pueblo de Yauco. 

“No importa el proyecto que uno tenga, sea grande o pequeño, lo importante es que lo hagamos con amor y por amor”

Emmanuel Caraballo Quirós era conocido como el hijo de misis Quirós y ahora le conocen como El Piraguero; un joven cuya humildad y determinación le han permitido convertir una tradición en un propósito de vida.